¿Mejor malo conocido?

¿Mejor malo conocido?

Noviembre 24, 2013 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

Cualquier cosa puede pasar en las elecciones presidenciales, dijeron los encuestadores esta semana, y agregaron que lo más probable es que haya segunda vuelta.Jorge Londoño, de Gallup, afirmó que el país está dividido entre un 30% situado en el centro, que votaría por el presidente Juan Manuel Santos; un 20%, que representa la derecha, y votaría por el candidato uribista, Óscar Iván Zuluaga; otro 20% que apoyaría a la izquierda; y un 30 %, sin preferencias marcadas, que se definiría al final.Sin embargo, una nueva encuesta del Centro Nacional de Consultoría (CNC), revelada el viernes, indica que las cosas estarían más definidas y que las posibilidades de Santos de ganar en primera vuelta, serían altas.Según ese sondeo, que considera dos escenarios, si los candidatos fueran el presidente Santos, por una parte y, por otra, Zuluaga, como representante del uribismo, Enrique Peñalosa por el Partido Verde, Clara López por el Polo y Martha Lucía Ramírez por el Partido Conservador, los resultados serían 41% para Santos, 13% para Zuluaga, 10% para Peñalosa, 5% para López, 4% para Ramírez, habría un 18% entre indecisos y personas que dicen que votarían en blanco y un 9% que afirma que no votaría por ninguno de ellos. En este caso, se esperaría que, al final, estos porcentajes se dividieran en proporciones similares, con lo cual, el Presidente tendría más de la mitad de los votos de los que van a las urnas, y ganaría en primera vuelta.El segundo escenario considerado por ese estudio, contempla que la izquierda se presentaría dividida entre Antonio Navarro (como representante de la alianza entre Progresistas y Partido Verde) y Clara López, como candidata del Polo. En ese caso, al Presidente le iría menos bien que compitiendo contra Peñalosa, y obtendría un 36% de los votos, mientras que Zuluaga sacaría 15%, Navarro 11%, López 9%, y Ramírez 7%, y habría 12% de indecisos y 10% que no votaría por ninguno. En ese caso, si se tiene en cuenta el peso de la maquinaria oficial y el hecho de que también los indecisos se dividirían en proporciones similares, podría pensarse que tal vez Santos ganaría en primera vuelta.No obstante, todos los encuestadores que participaron en el debate (Londoño, Lemoine, César Valderrama de Datexco y César Caballero de Cifras y Conceptos), coincidieron en que el tema de la paz no es tan decisivo para ganar las elecciones, pues a la gente la preocupa más, por ejemplo, la seguridad ciudadana que la guerrilla. Y agregaron que el de la paz es un concepto abstracto, cuyos beneficios concretos el Presidente debe esforzarse en explicar mejor.De lo anterior, pueden sacarse también otras tres conclusiones:1. Que la izquierda solo puede ser una opción de poder, como lo es en Chile, si se vuelve sensata, deja su eterna e inmadura gazapera entre perros y gatos, y convoca a una sola consulta para elegir a un candidato único que la represente en primera vuelta.2. Que si el Presidente Santos se dedica a gobernar, a mostrar resultados y consigue que el país entienda cuáles son los beneficios que le traería pactar la paz, Colombia seguramente le daría una segunda oportunidad y podría concluir su tarea.Y, finalmente, que la clave del éxito de este Presidente-periodista, está en que venza la paradoja ¡y aprenda a comunicar!

VER COMENTARIOS
Columnistas