El escaso Príncipe Azul

El escaso Príncipe Azul

Agosto 18, 2013 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

Que el exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, aparezca como el rival que más se acerca al Presidente Juan Manuel Santos en un mano a mano por la presidencia, según la última encuesta del Centro Nacional de Consultoría, es algo que sorprende, pues Peñalosa no figura en el abanico de candidatos, pero que no extraña porque su perfil es el de un buen administrador que ejecuta las obras que promete, y que no está alineado con nadie: no le hace eco al odio del uribismo hacia Santos, ni a la oposición de sectores de izquierda que, por el prurito de oponerse, acaban, sin proponérselo, haciéndole el juego a su principal enemigo: Álvaro Uribe.Y si bien Santos aún le lleva una diferencia de 13 puntos a Peñalosa, éste está mejor posicionado frente al Presidente que el puntero uribista, Pacho Santos, quien está a 22 puntos, y que Clara López, del Polo Democrático, quien está a 26.Antes de que apareciera este sondeo, y a propósito de que, según la última encuesta de Ipsos Napoleón-Franco, sólo la tercera parte del país apoya la reelección de Santos y el 60 por ciento se opone a ella, un analista me comentaba: “con la reelección de Santos pasa como con las mujeres: todas sueñan con que les llegue el príncipe azul. Pero como no les llega, acaban prefiriendo al marido barrigón, bajito, que al fin y al cabo tienen ahí”.En efecto, si bien la popularidad de Uribe es alta (los encuestadores coinciden en que si pudiera ser candidato -que no puede- le ganaría a Santos), los candidatos uribistas son muy poco atractivos. Y como ocurre casi siempre con los votos, no es muy factible que Uribe logre endosarles los suyos. ¡Cómo será la crisis de candidatos uribistas, que al que mejor le va en las encuestas es a Pacho Santos quien, justamente, por ser primo hermano doble del Presidente, es quien menos chance tiene de ganar frente a él y quien más le abre las puertas a la posibilidad de que se cuele una tercería.Y si se da esa coyuntura, ¿quién sería el gallo?Sergio Fajardo, quien podría tener una buena opción, ha dicho que no va a abandonar su responsabilidad en la gobernación de Antioquia para lanzarse a la presidencia. Clara López y Antonio Navarro son muy buenos candidatos pero, en este país de derecha, no es factible que lleguen al 25 por ciento de los votos. Antanas Mockus, después de los errores que cometió en la campaña pasada, es muy poco probable que resucite.Quedaría entonces Peñalosa, quien probablemente sería un buen Presidente (haría un gobierno liberal, moderno, con énfasis en la educación y en la inversión social), y trabajaría con un equipo calificado, como el que escogió para su alcaldía, a donde llevó a mujeres capaces como Cecilia María Vélez, después Ministra de Educación, y a Carolina Barco, luego Canciller y Embajadora en Washington. Además, Peñalosa atraería votos de uribistas descontentos con su candidato y de santistas inconformes con la falta de ejecución del gobierno.¡Pero lo difícil es que Peñalosa logre hacerse elegir! Porque como candidato ha cometido un error tras otro.Si Santos no firma los acuerdos de paz antes de las elecciones, y si continúan los paros y la ausencia de obras, Enrique Peñalosa podría pasar a segunda vuelta y tener un buen chance.Con una sola condición: ¡que como candidato no la embarre!

VER COMENTARIOS
Columnistas