¡Despierten con las encuestas!

¡Despierten con las encuestas!

Marzo 25, 2018 - 06:25 a.m. Por: Patricia Lara

Las encuestas de esta semana, realizadas apenas pasaron las elecciones parlamentarias y las consultas interpartidistas en las que se escogieron a los candidatos de los extremos, Iván Duque por el uribismo de derecha extrema, y Gustavo Petro, por la izquierda, muestran resultados similares y muy dicientes. Veamos:

La de Yanhas, revelada el martes, le da a Iván Duque 40 puntos, a Gustavo Petro 24, a Sergio Fajardo 9, a Germán Vargas 6, al voto en blanco 13, a Humberto de la Calle 2, a Vivian Morales 1 y a Piedad Córdoba 1. La de Invamer Gallup, conocida el jueves al medio día, le asigna a Duque 45,9, a Petro 26,7, a Fajardo 10,7, a Vargas 6,3, a De la Calle 5, a Vivian Morales 2,5 y a Piedad Córdoba 0,6. Y la del Centro Nacional de Consultoría, divulgada el jueves en la noche, revela que, hoy, Duque tendría 42 por ciento de los votos, Petro 26, Fajardo 13, Vargas 6, Vivian Morales 3, De la Calle 2, Piedad Córdoba 1 y que el voto en blanco sería el 8 por ciento.

En resumen, las tres encuestadoras coinciden en que los resultados de las elecciones parlamentarias y de las consultas interpartidistas dispararon a Duque y mejoraron a Petro, en detrimento de Vargas Lleras y de Humberto de la Calle, especialmente, pues Fajardo, más o menos, se mantiene en el nivel en que quedó una vez fue superado por Petro. Pero esos resultados también indican que, aparentemente, es mayor el miedo que la gente le tiene a Petro, a quien hábilmente el uribismo ha catalogado como la encarnación del castrochavismo, que a Duque, el muchacho designado por Uribe para oponerse a todo lo que huela a Santos y a su afortunado proceso de paz, encarnado por su negociador, De la Calle, y por Vargas Lleras quien, por más distancia que ha querido tomar del gobierno fue su Ministro del Interior, de Vivienda y su Vicepresidente. Y por otro lado, está Sergio Fajardo, quien si bien se ha mantenido distante de Santos y del proceso, ha reiterado lo único que puede ser sensato luego de que se logró el desarme de más de 7.000 guerrilleros de las Farc: que va a respetar al pie de la letra los acuerdos de paz, que no va a permitir que la paz se vuelva trizas, como ha dicho Duque que lo hará al comprometerse a modificar y/o desbaratar los acuerdos.

Sin embargo, los resultados de esas encuestas son la fotografía del estado de la opinión en el momento en que fueron hechas, un instante de euforia a favor de Duque, producido por los votos de Uribe y su Centro Democrático, que sumaron 2,5 millones, y por la resignación de los que no ven una opción fuerte de centro y centro-izquierda, distinta de Petro, que se oponga a Duque y que pueda consolidar la paz, hacer progresar el país, disminuir su pobreza, mejorar la educación de su gente y sanar sus heridas que se cuentan por millones, a base de promover la paz que falte por hacer y de incluir a la Colombia excluida, en vez de dejarla a un lado, no darle oportunidades y, así, empujarla hacia la delincuencia.

Pero si, como parece va a suceder, da frutos el acuerdo Fajardo-De la Calle (quienes quieran firmar la carta solicitándoselos por favor ingresen al link http://bit.ly/2u3K7AV), y surge una sola candidatura fuerte de centro, que con toda la publicidad y el entusiasmo relance la campaña y muestre posibilidades de triunfo, es probable que ese candidato de centro pase a la segunda vuelta. Y después puede ganar.

Así que, ¡adelante, Humberto y Sergio! ¡Únanse ya! El país confía en su inteligencia y generosidad… #ConFajardoyDelaCalle

Sigue en Twitter @patricialarasa

VER COMENTARIOS
Columnistas