Corrupción por doquier

Corrupción por doquier

Junio 19, 2016 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

Los informes sobre corrupción de Mauricio Gómez, presentados por el noticiero CM&, son impresionantes, no tanto porque revelen hechos nuevos, sino porque al mostrar tantos casos juntos, se concluye que ese mal se ha convertido en un cáncer que ha hecho metástasis en muchos sectores del Estado y de la sociedad.No es sino ver, por ejemplo, cómo hay personas que aparecen en las nóminas de los colegios pero no están en ellos y les cuestan al Estado miles de millones; y cómo el saqueo de los recursos para la alimentación de los niños lleva 30 años y no se limita a la Guajira u otros lugares de la Costa sino que también en Bogotá, en muchos planteles, les llegan a las criaturas bolsitas con solo una galleta, cuando en la etiqueta dice que contienen “arepa de choclo, mortadela, queso y pan”; y cómo más de la mitad de los senadores elegidos han superado los topes de gastos permitidos y no hay sancionados; y cómo Reficar, en lugar de costar 4 mil millones de dólares costó 8 mil millones; y cómo Interbolsa llevó a la ruina a más de mil ahorradores que le confiaron 320 mil millones de pesos, y aun cuando sus directivos, Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz, reconocieron ser culpables de estafa, van a recibir grandes rebajas de penas, pero el dinero de la estafa no apareció; y cómo, en Ciénaga de Oro, se invirtieron $1.700 millones en la construcción de dos lagunas de oxidación que recibirían las aguas residuales, pero ellas nunca fueron conectadas al sistema sanitario porque la familia del último alcalde, Eduardo Elías Zarur, no concedió la servidumbre acordada, y hoy esas aguas llegan sin tratamiento a la Ciénaga Grande de Lorica; y cómo en la alcaldía de Ibagué se les pagaron 9.293 millones de pesos por cesantías a personas que no trabajaron en ella; y cómo el acueducto complementario de esa ciudad lleva 18 años en construcción; y cómo en la capital del Tolima los deportistas ya no tienen dónde hacer deporte porque se acabó con la Villa Deportiva dizque porque iba a construirse un gran complejo en el que se realizarían los Juegos Nacionales del 2015, los cuales se desarrollaron en otras ciudades porque el tal complejo, en el que se invirtieron $11.500 millones, hoy es apenas una estructura a medio comenzar, ya que todo se lo robaron; y cómo acabaron con Caprecom y también se robaron Saludcoop ante la mirada complaciente del anterior fiscal general, Eduardo Montealegre; y cómo los jueces y fiscales aceptan testimonios de testigos falsos; y cómo se nombran magistrados auxiliares que, después, se hacen a pensiones millonarias; y cómo aquí muy poco se sanciona y la corrupción carece de mayores conciencias; y cómo hay más de 1 millón 717 mil procesos varados a los que se suman 300 mil nuevos cada año; ¡Y nada pasa!¡Qué horror!***Por fortuna, ese angustioso panorama contrasta con la actitud valiente del ministro de Salud, Alejandro Gaviria, quien acaba de enfrentarse a inimaginables presiones, empezando por las de EE.UU., para evitar que declarara de interés público el Imatinib, un remedio contra la leucemia mieloide crónica. Gaviria no cedió pues Novartis, la empresa farmacéutica que tiene la patente, se negó a bajarle el precio y a hacer que la droga fuera asequible para la mayoría de los enfermos.Esa lucha de Gaviria es un oasis en medio de este abominable mar de corrupción. ¡Cuántas insinuaciones no le habrán llovido! ¡Así se procede, ministro!www.patricialarasalive.com

VER COMENTARIOS
Columnistas