¿Con tufillo machista?

¿Con tufillo machista?

Marzo 04, 2012 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

¡Es inconcebible que la Fiscalía vuelva a estar a la deriva porque la Corte no se ajustó a las normas para la elección del Fiscal General, y que el Consejo de Estado sólo se pronuncie ahora, cuando Viviane Morales llevaba quince meses de ejercer con valentía una difícil Fiscalía!¡Y es inconcebible que aquí la justicia funcione mal y que, además de cojear, tan pocas veces llegue! ¡Pero, lo más inconcebible, es que en este país de leguleyos sigamos navegando en ese santanderismo abogadil que todo lo complica, y lo enreda, y lo obstaculiza, y lo vuelve más difícil!La renuncia irrevocable de Viviane Morales fue un acto de dignidad. En su sobrio discurso dejó claro que la decisión del Consejo de Estado la debilitó desde el punto de vista institucional, y le impide actuar en los complicados procesos que ya se inician (como el que comenzará el lunes contra el exministro Arias).Esta nueva interinidad en la Fiscalía hace daño y, probablemente, afectará procesos como el de las chuzadas del DAS y el carrusel de la contratación. Y en un ente tan importante, brillarán por su ausencia las políticas claras y el liderazgo, entre otras razones porque así se elija pronto nuevo Fiscal, probablemente este ejercerá su cargo apenas por los diecisiete meses que le faltaban a Viviane Morales.Muchos se preguntan si en el fallo del Consejo de Estado pesaron sólo argumentos jurídicos, o si hay en él un tufillo político-machista movido por la tormenta desatada contra Viviane Morales por su matrimonio con el cuestionado Carlos Alonso Lucio. Si no se hubiera dado ese debate en torno a su relación con él y a las manipulaciones que, para inclinar procesos hacia uno u otro lado, él hubiera podido intentar hacerle a ella o a sus subalternos, ¿el Consejo de Estado hubiera fallado igual o se hubiera ocupado, con la misma diligencia, en estudiar esa demanda contra su elección, presentada por un estudiante de una universidad desconocida? ¿Si un alto funcionario tuviera una relación con una exguerrillera, o una exparamilitar, o una mujer que hubiera sido todo a la vez, se hubiera dicho que él tenía que abandonar su puesto porque era susceptible de que ella lo manipulara?Sí, muchas mujeres nos preguntamos si esa misma tormenta se hubiera desatado en caso de que se tratara de un alto funcionario unido a una controvertida dama. Que se recuerde, ha habido un antecedente peor: el de un ex Ministro de Defensa del gobierno anterior, quien a pesar de que sostenía una relación con una mujer procesada por tráfico de drogas (heroína), fue ratificado por el Presidente en el 2004, luego del escándalo desatado a raíz de que se supo que el Ministro visitaba a su amiga en la cárcel. ¡Y él no se cayó por ese hecho sino porque con unas declaraciones provocó un choque con Venezuela!¿Se usa la misma vara para medir la vida de los hombres y de las mujeres?La respuesta es evidente: ¡NO!¡Buen viento y buena mar, admirada Viviane! ¡Otras puertas se le abrirán! ¡Aún es mucho lo que puede aportarle a este país, tan necesitado de mujeres brillantes, valientes y honestas como usted!*** Y a propósito: las cuatro distinciones Summa Cum Laude otorgadas por la Universidad de Los Andes este semestre, fueron para mujeres: dos ingenieras, una administradora de empresas y una humanista. ¡Que se avispen los señores!

VER COMENTARIOS
Columnistas