Algo se mueve aquí

Algo se mueve aquí

Marzo 30, 2014 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

Algo se está moviendo en la opinión… Eso me queda claro al hablar con los porteros del edificio, con mi taxista de cabecera, con la vendedora de flores de la esquina, con la de frutas... Todos ellos, antes, decían que no sabían por quién iban a votar. Ahora afirman que lo harán por Enrique Peñalosa.Y a pesar de que una encuesta de Gallup y otra de Ipsos Napoleón Franco establecían hacia el 20 de marzo que Óscar Iván Zuluaga pasaría a segunda vuelta y que el presidente Santos lo barrería, mi percepción de que la opinión se está moviendo me la confirman una encuesta de Datexco de mediados de mes y, sobre todo, las dos últimas que para CM& hizo el Centro Nacional de Consultoría. Esta empresa, que desde hace meses mide periódicamente la opinión para ese noticiero, que ha utilizado siempre los mismos parámetros y el mismo universo de cobertura más amplia en los pequeños pueblos, y antes le daba a Santos, sistemáticamente, ocho o diez puntos más de favorabilidad que las otras encuestadoras, por primera vez, en las dos últimas mediciones, dice que la segunda vuelta la ganará Peñalosa.La comparación de sus dos tabulados es interesante: mientras que el 17 de marzo, Santos obtenía en primera vuelta 30% y en segunda 39%, una semana después el CNC decía que, en primera vuelta, Santos descendía 3 puntos, hasta 27%, y en segunda bajaba 5, hasta 34%, mientras que Peñalosa, el 17 de marzo, sacaba 16% en primera vuelta y, una semana más tarde, subía a 18%, y en segunda obtenía 40% el 17 de marzo y 42% el 25.Es decir que, en una semana, la diferencia a favor de Peñalosa, en la segunda vuelta, pasaba de 1% a 8%.La ventaja que en las encuestas está tomando el exalcalde tendría varias explicaciones: por una parte, la opinión a favor de Santos se estancó hace rato: hay una franja que lo apoya, pero él no enamora a electores nuevos; al contrario, con su actitud contra el ex alcalde Gustavo Petro y su manejo oportunista del tema de Bogotá, ha perdido para la segunda vuelta los votos del sector de la izquierda que lo apoyaba por su política de paz. En cambio Peñalosa se presenta como una figura fresca, vital, alejada de los odios y la polarización entre Uribe y Santos, como un gerente que hace cosas y que ha dicho que apoya las negociaciones de paz y que ratificará a los negociadores de La Habana. Entonces, a pesar de sus diferencias con Petro, como Peñalosa también ha dicho que se apone a que un procurador destituya e inhabilite por razones que no son penales a un alcalde elegido, está conquistando a la izquierda e, incluso, a los petristas. De modo que ¡ojo a Peñalosa!***Y a propósito, ¡qué alegría que el Consejo de Estado nos haya devuelto a un dirigente político de la calidad del exalcalde de Medellín, Alonso Salazar, quien había sido inhabilitado por este fanático Procurador para ser elegido o ejercer cargos públicos durante doce años!¡Qué país tan absurdo!: el Procurador lo destituyó cuando ya había dejado de ser alcalde (¿lo impulsaron en su contra las posiciones de Alonso en favor de los derechos reproductivos de la mujer?). Y además, ¡qué pérdida de tiempo y de recursos! ¿Va a suceder lo mismo con las inhabilidades para actuar en política decretadas por este Procurador contra el Superintentendente Financiero y el ex alcalde Gustavo Petro? Me temo que sí… ¡Qué desgaste!

VER COMENTARIOS
Columnistas