¡A marchar ‘en cueros’!

¡A marchar ‘en cueros’!

Marzo 18, 2012 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

Al analizar la situación actual del Chocó, a raíz del reciente paro armado realizado allá por las Farc, y al compararla con la retratada en las crónicas de Gabriel García Márquez, el Chocó que Colombia desconoce, y con su nota sobre el paro que hubo entonces, titulada Quibdó totalmente paralizada, publicadas en 1954 en El Espectador; y al darse cuenta de que después de 58 años, todo sigue casi igual, ¡dan ganas de ponerse a llorar! ¡O de armar un paro cívico de verdad! O de instar a todas las chocoanas y chocoanos a que marchen desnudos desde Quibdó hasta la Plaza de Bolívar y a que luego lleguen como Dios los trajo al mundo hasta las oficinas de la revista Soho, para que aparezcan ‘en cueros’ en una carátula a ver si por fin, y de verdad, le paramos bolas al Chocó. Para protestar contra el racismo, acaba de posar así la escultural señorita Chocó, Yésica Paola Montoya, quien por lo menos logró que la Primera Dama chocoana y el Comité de Belleza de ese departamento, le quitaran la corona y que los medios de comunicación le permitieran protestar contra el racismo y hablaran de ella.¡Es que el racismo es lo único que explica el olvido en que se tiene al Chocó! ¡Porque no hay derecho a que hace 58 años los chocoanos hicieran ese paro del que habló García Márquez con el fin de pedir vías de comunicación, especialmente una carretera que comunicara a Quibdó con Medellín y que, hasta ahora, el Presidente, a la salida de un consejo de ministros realizado allá con motivo del paro armado, anuncie, con bombos y platillos, que acaba de cerrarse la licitación de esa carretera y que ya ella es un hecho! Desde la época del general Rojas Pinilla quien, como presidente, fue, igual que Santos, a hacer presencia en ese territorio y a decir algo similar, ¿cuántos Presidentes más no habrán dicho y hecho lo mismo?Esta semana, el Primer Mandatario afirmó que esas “obras, consideradas de gran importancia para el desarrollo del Chocó, tendrán un costo estimado de 560 mil millones de pesos” y que “eso va a ser un cambio fundamental”, pues “tener movilidad y acceso a esos mercados (…) significa un paso importantísimo para el desarrollo y la prosperidad de este departamento y esta ciudad”.Con perdón del Presidente, esa plata no es nada para un departamento con un índice de pobreza de 78,5% (el promedio del país es 49%), uno de pobreza extrema de 48,7% (el nacional es de 15%), una esperanza de vida de 58 años contra 70 de todo Colombia, un índice de necesidades básicas insatisfechas de 79% mientras que el promedio nacional es de 27%, una cobertura de acueducto de 21% contra 83% del país y una de alcantarillado de 15% contra 73% a nivel nacional.Según el Ministro del Interior, las regalías se incrementarán en el Chocó de $10 mil millones a $170 mil millones. Si no se las roban, ellas seguramente tendrán un impacto positivo en la vida y en la seguridad del departamento.El gobernador, Luis Alberto Murillo, es un hombre preparado, y parece capaz y honesto. Ojalá todas esas cualidades se reflejen en la obra que le deje al Chocó.¡Porque de muy poco vale que lleven más Policía y más Fuerza Pública para frenar a las Farc en esas bellas tierras, como lo anunciaron el Presidente y el ministro Vargas Lleras, si el Chocó sigue carcomido por la pobreza y el olvido!

VER COMENTARIOS
Columnistas