Analfabetas sexuales

Analfabetas sexuales

Enero 28, 2018 - 11:45 p.m. Por: Paola Guevara

Que una mujer como Claudia Morales, con nombre, visibilidad, prestigio, una carrera consolidada y un círculo que la respalde haya tenido miedo entonces (cuando fue violada) y siga teniendo miedo hoy, tantos años después, nos plantea un reto como sociedad.

Si eso pasa con ella, qué podremos decir de la incertidumbre en que se debaten miles de colombianas en condiciones menos privilegiadas cuyo “poderoso ÉL” está amparado de antemano por una impunidad de más del 90 % y por un aparato judicial lento, pesado, burocrático, ineficiente, aplazatorio y revictimizante que está diseñado como un embudo macabro para poner toda la carga contra la víctima y todas las facilidades para el violador.

Lo que nos plantea el caso de Claudia es la urgencia de abrir un debate nacional serio que, según veo, no se está dando: Martha Lucía Ramírez, ¿qué reformas propone para mejorar la protección sexual de sus congéneres si llega a la presidencia? Germán Vargas Lleras, ¿ha estudiado la ineficacia de los procesos en casos de violación? ¿Va a construir la doble calzada hacia justicia pronta para las mujeres?
Sergio Fajardo, ¿también será tibio en estos asuntos? ¿Ni con los violadores ni contra los violadores? Humberto de la Calle, ¿nos cuenta qué pretende hacer para que la próxima mujer violada se sienta tan respaldada por el sistema judicial de este país, que no considere guardar silencio como una opción preferible? Gustavo Petro, lo escuchamos, pero propuestas concretas y no retórica de ricos versus pobres en un ring populista.

Iván Duque, qué plantean usted y su amo en materia de educación y cultura para erradicar de Colombia el analfabetismo sexual de hombres y mujeres ignorantes que ahora mismo dicen sin sonrojo: “Si no gritó no es violación, es sexo consentido”, “si le abrió la puerta de la habitación del hotel, es sexo consentido”, “¿con esa minifalda en la oficina qué esperaba?”. Lo oí decir en radio que se hará “moler” por su jefe Uribe. ¿Se hará “moler” igual por nosotras?

A ver las propuestas del Congreso. ¿Ya están reunidos los consejos directivos de colegios y universidades para proteger su comunidad? ¿Ya están reunidas las empresas para crear protocolos en casos de acoso y abuso?

No le endilguemos a Claudia una responsabilidad que no le corresponde, no esperemos que hable y nos releve del compromiso. No seamos tan cómodos, tan facilistas. Usemos la ‘indignación’ para algo que sirva. Todos tenemos un rol que jugar, nuevas generaciones por formar, unas condiciones por crear, unas estructuras podridas por visibilizar, una mentalidad machista por actualizar para que, entonces sí, no haya más innombrables.

Sigue en Twitter @PGPaolaGuevara

VER COMENTARIOS
Columnistas