Todos somos el ‘Pulpo’ Viera

Agosto 27, 2015 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Toma Uno. El campanero sigue a la víctima, la olfatea, se percata de que tenga algo de valor. Lo hace desde el banco, en las afueras de un cajero, en el semáforo... Toma Dos. El campanero alerta a su socio, o socios. Les manda la placa, les da la señal del vestuario, las coordenadas...Toma Tres. El asaltante ataca a la víctima, señalada por el campanero. O la que él mismo olfateó. Y en los segundos siguientes, un movimiento en falso, una palabra inapropiada o un reflejo no calculado le puede costar la vida a la víctima y en ocasiones también al asaltante.La historia se repite una y otra vez. Es como si estuviéramos condenados de manera inexorable a convivir con ello. Apuesto que no hay familia en esta ciudad que no haya pasado por esta experiencia.Hace dos meses asaltaron a mi tía, en un semáforo en Terrón Colorado. A mi esposo lo atracaron en diciembre, cerca a Imbanaco, cuando salía a pie de una droguería. También en Navidad, a una prima los ladrones le dispararon en la entrada de un conjunto residencial del Oeste y el disparo la dejó en silla de ruedas. El año pasado, en un semáforo le robaron el celular y el reloj a mi jefe. Hace dos años me pasó a mí y la lista sigue...Hoy nuestra ciudad está consternada por un nuevo caso, que al tratarse de un personaje público, el arquero Alexis Viera, nos revive una de nuestra peores pesadillas, así el Alcalde y la Policía insistan en explicarnos que las cifras han disminuido. El ‘Pulpo’ Viera, como le llaman con cariño, es un uruguayo de 36 años, que en su paso por el América se convirtió en una especie de héroe, porque sudaba la camiseta como pocos, desde que ‘los diablos rojos’ transitan el infierno de la B. Un extranjero tan amañado en esta tierra, que se quedó para defender el arco de un equipo con pocos recursos: el ‘Depor’ Fútbol Club. Le falta poco más de un año para obtener la nacionalidad colombiana. Y hace un par de semanas abrió la Escuela de Arqueros Alexis Viera. Algo bueno hizo el ‘Pulpo’ para ganarse el cariño de la ciudad.Aún no sabemos las consecuencias definitivas de la lesión medular que sufrió el futbolista, tras el disparo que le propinó el asaltante. Y es difícil establecer de los 5.231 atracos que se han denunciando en Cali entre enero y agosto del presente año (el 13% menos que igual periodo del 2014) cuántos terminaron en una tragedia. Difícil no sentir desasosiego, cuando algo así nos golpea. Difícil recordar que pese a lo insegura, en esta tierra hay un montón de gente buena. Quiera Dios que ese uruguayo que ama a Cali se recupere. Porque su historia es la tragedia repetida de esta ciudad. Por eso nos conmueve. Por eso hoy todos somos el ‘Pulpo’ Viera.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad