Ni El Capo ni La Viuda

Agosto 14, 2014 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Con bombos y platillos, Caracol Televisión anuncia en comerciales la que será su próxima estrella para pelear el rating del prime time (horario estelar): La Viuda Negra, nombre de la serie que cuenta la historia de Griselda Blanco, conocida como La Reina de la Coca.¡Vaya sorpresa! Cuando parecía que uno de los dos canales privados se había rehabilitado de su adicción a las narcoseries nos dan esta bofetada, a quienes creemos que hay otras maneras posibles de atraer al público, sin recurrir a la fórmula fácil.En un principio pensé que era una medida desesperada para hacerle contrapeso a El Capo 3, de RCN. Probablemente lo sea, aunque esta serie ya fue transmitida en Estados Unidos, con éxito total y ya estaba planillada para servírnosla en la noche colombiana.Qué lástima. Cuando gran parte del mundo sigue maravillado con los logros de una Selección que demostró el juego más limpió del Mundial 2014, con los triunfos de Nairo en el Giro de Italia, con los saltos de Orlando Duque o el campeonato de Mariana Pajón, nuestros genios prefieren seguir vendiendo la truculenta, macabra, vergonzosa y más dolorosa parte de nuestra historia. Para colmo, ahora son los maestros en el género, realizan unas megaproducciones, tipo cine y hasta los mexicanos, de quienes aprendimos los culebrones, hoy son sus aprendices para hacer narco televisión. Ayer descubrí en la página Rating Colombia que El Capo 3 no la ha tenido tan mamey en la puja por la audiencia. Que ha peleado duro, noche a noche, con El Desafío Marruecos, un reality que, hay que reconocer, en su enésima versión es fiel a su esencia de realzar la competencia. Y si bien, sabemos que el éxito de las narcoseries está garantizado, no es cierto que sean indestronables. Según el registro de rating, los dos programas más vistos de la historia de la televisión privada fueron la serie A Corazón Abierto (la adaptación de la exitosa seria gringa Grey’s Anatomy) y el novelón de pura raza, Pasión de Gavilanes.Viendo estos datos, es claro que existen otras maneras de conquistar la audiencia. No les pedimos que nos cuenten historias de ángeles, pero sí que apliquen la responsabilidad social con su público, en un país donde para muchos la única alternativa de diversión es ver televisión nacional.¿Vamos a seguir coleccionando capos, viudas, patrones del mal, muñecas de la mafia y carteles de los sapos con el pretexto de que están muy bien hechas y que esa es parte de nuestra trillada historia?Hoy por hoy, la única opción viable es la decisión personal de no verlas. ¿Usted las va a seguir consumiendo? Ojalá la respuesta sea negativa, a ver si algún día sacamos las narcoseries de la pantalla, ya que los canales privados nacionales nos quieren seguir dando dos pócimas anuales de ellas.

VER COMENTARIOS
Columnistas