Los dilemas de Peñalosa

Los dilemas de Peñalosa

Marzo 13, 2014 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Mucho se ha hablado de los grandes ganadores de las elecciones del domingo y del controvertido ‘voto finish’ del Partido de La U con el Centro Democrático, pero si alguien podría considerarse triunfador de la jornada ese es Enrique Peñalosa.Los 1.852.933 votos que obtuvo en la consulta verde, mientras Camilo Romero alcanzó 645.178 y John Sudarsky, 328.360 (boletín 24), lo ponen en la pelea, aunque muchos den por hecho la reelección de Santos en primera vuelta.Seguramente, muchos de los que votaron por él en la consulta no sean los mismos que el 25 de mayo decidan darle su apoyo, pero que está en la pelea está.Eso sin ignorar que muchos de los miembros de su fragmentado partido, minado por una división en el que el peso Progresista estuvo en contra de la consulta, insisten en deslegitimar a uno de los fundadores del Partido de base.Así y todo, con la oposición que proviene en su mayoría de la ciudad donde fue Alcalde y que lo catapultó como un respetado experto y gestor del urbanismo a escala internacional, Peñalosa sigue siendo una voz que representa a muchos. Con esa resistencia terca a seguirse exponiendo a la vida política, que le cobra y duro haberse dejado apoyar alguna vez por Álvaro Uribe (algo imperdonable para un seguidor verde) ahí va Peñalosa, como se dice “sin creerse de a mucho el cuento”. Habrá que ver quiénes son sus verdaderos respaldos en su partido, que vive más partido que quién sabe qué. Está claro que Sudarsky no, y con él el ala ‘mockusiana’. Eso, sumado a que Camilo Romero dijo que lo iba a pensar. Y a que Antonio Navarro seguirá sin decir que lo apoya o no, con una agilidad maromera para no molestar a su amigo Petro. No creo que el apoyo de Claudia López, senadora elegida a punta de opinión, sea suficiente. Además, ayer le advirtió vía twitter que se olvide de su respaldo, si se atreve a aceptar el espaldarazo de Uribe. Como tampoco creo que la izquierda moderada, que no está en el Polo, sea capaz de unirse y reconocer sus posibilidades.Pero frente a Martha Lucía Ramírez, Óscar Iván Zuluaga, Aída Avella y Clara López quien tiene más chance de hacerle cosquillas a Santos es Peñalosa. Eso, si entiende que frente a las diferencias irreconciliables en su propio partido y a la negativa de apoyarlo de algunos de sus líderes, no le queda otro camino que apostarle al voto de opinión, a sabiendas de que hay cientos de colombianos que no se sienten representados por el santismo ni por el uribismo. Ese seguramente será un camino más seguro y digno, que venderle sus credenciales al mejor postor.

VER COMENTARIOS
Columnistas