La Feria promete

La Feria promete

Diciembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

No es una trivialidad, se trata de la cita con la máxima expresión de la caleñidad, del recuentro con lo nuestro, de todas esas cosas que hacen parte del ADN de nuestra ciudad. Y este año, que los caleños han demostrado cuánto pueden lograr cuando se lo proponen, se percibe en el ambiente el entusiasmo: la versión 56 de la Feria de Cali promete.Se nota el cuidado con que la gerente de Corfecali, Luz Adriana Latorre, y sus colaboradores han calculado los preparativos y la disposición de los eventos preferidos por la ciudadanía, así como de darle un espacio a quienes no tienen acceso a las graderías pagas, además de incluir una serie de eventos gratuitos en la programación.Se nota que los caleños no quieren perderse los espectáculos: ayer se agotaron las boletas al Salsódromo, los abonos dispuestos para los cuatro desfiles (incluyendo Cali Viejo, Autos Clásicos y Cabalgata) fueron los primeros en agotarse; las mejores entradas al Superconcierto volaron y los demás eventos se venden a buen ritmo; síntomas claros de la expectativa existente por una feria que en los últimos años ha venido de menos a más. Aún tenemos el buen sabor en la boca que nos dejó el éxito de los World Games, lo que sin duda constituyó un renacer del espíritu de esta ciudad cálida, que sabe que la sonrisa es su mejor gesto. Aún tenemos presentes las imágenes bellísimas del Pascual Guerrero a reventar en la inauguración y la clausura de los juegos, de los encuentros deportivos abarrotados de público, de los extranjeros recorriendo la ciudad y hablando bien de ella, de los anfitriones orgullosos gritando “Se lució, Cali se lució”. Eso es lo que debe inspirar el presente y futuro de una ciudad, que si bien tiene grandes dificultades que superar –siendo las más sentidas la inseguridad y la guerra de bandas delincuenciales, así como los numerosos problemas del MÍO– sabe que tiene cómo seguir dando la pelea y hacer que florezca lo mejor de su esencia. Por eso, me atrevo a decir que del éxito de la Feria, pero sobre todo del buen comportamiento ciudadano depende que el camino señalado por los Juegos Mundiales y otros grandes eventos que tuvimos en este 2013 siga siendo el que recorramos para recordarle a Colombia y al resto del mundo que Cali es Cali y que somos gente de calidad.Posdata. Al reportero de raza, al colega, al amigo que se fue no queda más que agradecerle con el alma por haber querido a Cali como la quiso, por haberla padecido y elogiado; por creer en ella. Gracias Antonio José Caballero porque siempre fuiste un caleño más.

VER COMENTARIOS
Columnistas