Al Alcalde que viene le pido que...

Septiembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Ante todo, que sea honesto. Que batalle contra la corrupción. Que tenga sentido social. Que sea un buen gerente. Que solucione lo urgente. Que cumpla lo que promete. Que sea una buena persona. Esto, a grandes rasgos, es lo que espero del futuro Alcalde de Cali. Por estos días de debates y propuestas –algunas populistas, otras dispersas y unas más que abarcan demasiado– los caleños nos preguntamos qué Alcalde necesitamos. Estas son algunas de las cosas que quisiera que haga: - Retos serios con la seguridad. Hasta ahora, solo generalidades nos han dado los candidatos en sus propuestas: más cámaras (¿y la plata?), zonas rojas, oportunidades para los jóvenes, bla-bla-bla… Comprométanse con algo específico, con una tarea viable. Porque darle empleo a todos los jóvenes de alto riesgo va a estar bien difícil...-Rescatar el río Cali. Se está muriendo. No es una exageración. Arriba, muy arriba, la minería ilegal está acabando con la fuente hídrica. Hasta lo han desviado de su cauce. Y hay tantas entidades involucradas en su manejo que todas se lavan las manos. Luego nos preguntamos por qué están racionando una gran cantidad de barrios en Cali.- Acabar con el trancón del extremo sur. Por años, dejaron crecer la ciudad de manera desmesurada. La concentración de colegios y universidades, la altísima densidad de vivienda nueva y el flujo vehicular que sale de la ciudad dependen de la Cañasgordas y la Panamericana que no dan abasto. Más que laboratorios, este tema necesita una solución urgente y definitiva.- Un MÍO de todos. El ‘gusano azul’ que cambió la postal caleña sigue siendo una pesadilla para el usuario y para el operador. Y un pésimo síntoma de que hay cosas que como ciudad nos siguen quedando grandes. En tanto, la piratería continúa creciendo y la gente la sigue defendiendo.- Gobernar en la calle, no en el CAM. La gente necesita ver a su Alcalde, a sus funcionarios... Hay que ponerse las botas, estar en el barro, escuchar a la gente. Que el ciudadano sienta que hay alguien a su lado. Por eso será que a algunos les encanta el estilo Hadad (Secretario de Tránsito). -NO ROBAR, en mayúscula. Y menos los recursos de los pobres. No queremos funcionarios que se queden con la plata de la educación de los niños, como pasó hace unos años acá y ha pasado en Buenaventura. O con los envíos a la red de salud pública. O con lo que se destina para inversión social y obras y que muchos se embolsillan o reparten a sus amigos a través del perverso ‘cvy’ (cómo voy yo ahí). Y usted, ¿ya pensó, qué le pediría al futuro Alcalde de Cali?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad