Los ancianos de la tribu

Septiembre 12, 2015 - 12:00 a.m. Por: Óscar López Pulecio

Si se leen con cuidado, las encuestas electorales pueden arrojar resultados más interesantes que el nombre de quien las va ganando. Bien hechas, reflejan la función que cumple la política y el interés que suscita en los distintos estratos sociales y en los diferentes rangos de edad de la población. La encuesta Gallup de intención de voto para la Alcaldía de Cali, publicada por El País el pasado 26 de agosto, es el mejor reflejo de la cultura política de la ciudad. Para ella se entrevistaron 600 personas distribuidas en la misma proporción en que están distribuidos los estratos sociales caleños. Para empezar, los porcentajes de ciudadanos que definitivamente votarían por cualquiera de los candidatos son: el 31,3% del estrato bajo (1 y 2), el 46,6% del medio (3) y el 47,1% del alto (4,5 y 6). Así que el nivel de cultura política de los caleños que los lleva a participar en el proceso electoral es bastante aceptable y aumenta en la medida en que mejora el nivel de vida. Cabe suponer que las encuestas por su carácter aleatorio no miden el peso de las maquinarias políticas, que arrastran personas de todos los estratos y sólo se hacen sentir el día de las elecciones. Igualmente, que quienes no participan expresan tanto el rechazo al mundo político como su indiferencia frente a él, pero no lo ven como una amenaza a su estabilidad que los obligaría a pronunciarse. El grupo de gente que definitivamente no votaría es curiosamente igual en todos los estratos, alrededor del 22%. Es de anotar que altísimos niveles de participación electoral son con frecuencia una farsa que poco tiene que ver con la democracia. En 2012, 50 millones de norteamericanos se abstuvieron de votar en la elección presidencial, con un abstencionismo de cerca del 50%.El análisis de los grupos de edad es también interesante. Los grupos de edad que definitivamente votarían con una mayor participación son: el 47,8% entre 45 y 54 años; el 46,9% entre 35 y 44 años; y el 42,6% mayor de 55 años. Ese porcentaje es sólo el 28%, entre 18 y 24 años Es decir que la política es mayoritariamente un asunto de gente adulta con mayores niveles de ingreso.Esa estratificación social y de edades aplicada a los candidatos indica que Angelino Garzón tiene la mayor intención de voto en el estrato medio (3) con 33,2%, que por su peso decide la elección, lo cual explica por qué lidera todas las encuestas; Maurice Armitage la tiene en el estrato alto (4, 5 y 6) con 42.6% y Roberto Ortiz en el bajo (1 y 2) con 24.5%, Por edades Armitage tiene la mayor intención de voto, 38,8%, entre 45 y 54 años; Angelino Garzón, 36,5% entre 35 y 44; y Roberto Ortiz, 20%, entre 45 y 54. Es decir, en términos generales, Maurice Armitage es un candidato de la clase alta, Angelino Garzón de la clase media, y Roberto Ortiz de la clase baja. Y los tres son candidatos de los mayores de 35 años, que conforman el 86,5% de la intención de voto de Angelino Garzón, el 78,8% de la de Maurice Armitage y el 57,8 de la de Roberto Ortiz.Así se explica que los candidatos jóvenes estén en el margen de error, puesto que los jóvenes no votan, Y que los dos candidatos con más posibilidades de reemplazar a un alcalde de 75 años ronden los 70. El tío Baltasar, que anda por los ochenta y pico, dice que son los ancianos de la tribu eligiendo el anciano que va a gobernar, y se pregunta dónde estará la juventud en un país tan joven.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad