Un General estadista

Octubre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por: Ode Farouk Kattan

El General retirado del Ejército Nacional, Leonardo Alfonso Barrero Gordillo ha decidido candidatizarse para ser elegido a la gobernación del departamento del Cauca en las elecciones de octubre de este año.Fundamenta su aspiración en el profundo conocimiento que tiene de la problemática del departamento del Cauca por haber servido mucho de su tiempo militar en unidades situadas en tal región y en los comandos superiores que lo cobijan junto con otros departamentos, como es el caso de la Tercera División del Ejército y el Comando Conjunto (de las tres Fuerzas Militares) número 2 Sur Occidente.Este conocimiento no solamente es en lo militar, sino también en lo civil-estatal, dado que en su respuesta a los problemas originados en las actuaciones de la guerrilla y otros grupos fuera de la ley, también puso en práctica la Acción Integral de las FF.MM. que consiste en llenar los vacíos que deja el manejo puramente militar del llamado orden público.Y lo ha hecho atendiendo, colateralmente a esa respuesta militar, los problemas de falta o falencia de Estado, que hoy se reconocen como uno de los aspectos más importantes del orden público integralmente considerado, y esencia del postconflicto, y que consiste en la restauración de los perjuicios causados por las acciones bélicas con acciones de rehabilitación del aparato productivo y así mantener la moral poblacional y acabar el derrotismo. Así, le es reconocida gran capacidad de actuación, fundamentada en conocimiento real de las causas y efectos de la insuficiencia de la administración pública, cosa que permite visualizar una apropiada administración de su parte. No es exótico que militares, una vez incorporados a la vida civil, o ejerciendo cargos que rebasan las limitantes del ejercicio militar, entren a desempeñar o participar en decisiones civiles y de política estatal. El General George Marshall, vinculado a las decisiones políticas de la Europa post nazi, diseñó el Plan Marshall, instrumento de recuperación en las poblaciones de la autoestima y visión de futuro, que cimentó la fortaleza social de Europa para frustrar el empuje comunista de Stalin. El General Douglas McArthur fue encargado de la administración militar del Japón después de la derrota y su capacidad para agregar a lo militar el componente civil se ve hoy en el moderno Japón. Además, si el tan anhelado postconflicto se espera que sea una administración pública que involucre todos los esfuerzos y conocimientos de quienes han vivido el conflicto en carne propia, este espacio no puede menos que darle oportunidad, mediante el concurso de la elección por aceptación popular a militares retirados que logren convencer a un electorado que conozca su trayectoria, como es el caso del General Barrero.A pesar de que Valle y Cauca son jurisdicciones electorales diferentes, la caja de resonancia de la vecindad geográfica entre ellos nos lleva a desear éxito al General Barrero en su compromiso con este nuevo servicio al país.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad