Las parejas perdedoras

Las parejas perdedoras

Marzo 19, 2016 - 12:00 a.m. Por: Muni Jensen

Desde Adán y Eva, existen parejas que han revolucionado el mundo, como rivales, amantes o compañeros. Pares como Antonio y Cleopatra, Lennon y McCartney, Chris Evert y Martina Navratilova, Reagan y Thatcher, Bogart y Baccal, los hermanos Wright e incluso Tom y Jerry no podrían existir el uno sin el otro. Ultimamente, sin embargo, a los grupos de dos no les ha ido nada bien.La pareja política de Dilma Rousseff y Lula da Silva protagoniza en Brasil el escándalo político “mais grande do mundo”. Las dos figuras del Partido de los Trabajadores enfrentan un terremoto jurídico en el que Lula está acusado de recibir sobornos, Dilma encara en el Congreso un juicio político y ambos están bajo sospecha de quebrar la ley. Solo se empeoró la crisis ante el nombramiento del expresidente como jefe de gabinete del actual gobierno, una medida para blindarlo a través de la inmunidad de las investigaciones en su contra. Los jueces y la calle, a través de gigantescas protestas, intentan retirarlos del poder mientras la economía se desploma y ellos, con negociaciones desesperadas, insisten en permanecer.En Europa hay crisis paralelas para Merkel y Rajoy. La jefa del gobierno alemán tambalea por su política humanitaria y su voluntad de aceptar refugiados, y recibe un campanazo electoral por el auge de una extrema derecha alimentada de miedo y xenofobia. Hoy gobierna sin partido, presionada por Europa y por la fuerza opositora. Y si la dueña del timón de la Unión Europea se debilita en casa, al sur el presidente del gobierno español se agarra con las uñas a la silla de gobierno mientras los tres partidos de oposición intentan un consenso. Merkel y Rajoy, a pesar de comandar hoy las dos economías de mayor crecimiento de Europa, tendrán probablemente que alistar maletas frente a una próxima transición.Al presidente Santos y su canciller Holguín los acusan de llevar al país hacia la derrota diplomática ante el más reciente pronunciamiento de la Corte de La Haya sobre las demandas de Nicaragua. Ninguno de los argumentos de los abogados que contrataron prosperó. Las imágenes del presidente y su canciller, ambos cabizbajos en las ruedas de prensa contrastan con las fotos en las que se les veía glamurosos junto a los líderes de Europa, el verano pasado, en la gira que los llevó por Roma, Oslo, Estocolmo, Bruselas y Milan.Dos figuras del fútbol colombiano también la pasan mal según la prensa mundial. El delantero chocoano Jackson Martínez está enredado en un lío con la mafia mexicana, quien al parecer negoció su fichaje en el Oporto de Portugal, mientras el Real Madrid pone en venta a James Rodríguez, y se declara insatisfecho por su desempeño en las canchas. Todo parece indicar que James cruzará el Canal de La Mancha rumbo a un equipo inglés.En Estados Unidos la campaña está encendida, y se despeja el ring para lo que será una pelea histórica por suceder a Barack Obama. Esta semana los dos derrotados, Marco Rubio por la derecha y Bernie Sanders, por la izquierda, le abren el camino a Trump y a Hillary. Aunque Bernie no ha renunciado, como sí lo hizo Rubio, pocos ven un camino para su victoria, a pesar del apoyo de las nuevas generaciones. Se apagan las luces para el candidato más jóven y también para el más viejo.Dilma y Lula, Merkel y Rajoy, Santos y Holguín, Jackson y James, y Rubio y Sanders viven días de infelicidad. Pero llegan las vacaciones y mejores vientos para otros. Trump y Hillary, Fidel y Raúl, Jagger y Juanes, y Suárez y Messi tienen motivos para sonreír. Solo queda que en Colombia algún nuevo binomio logre pronto encender las luces.

VER COMENTARIOS
Columnistas