El manual del miedo

Junio 25, 2016 - 12:00 a.m. Por: Muni Jensen

Nos van a invadir los musulmanes, los rumanos, los gays, los desplazados, los sirios, los mexicanos, los guerrilleros, las feministas y los comunistas. El terrorismo está adentro. Los gringos preparan golpe. Nos van a quitar el empleo. Les vamos a subir los impuestos. Nos van a devorar los zancudos y las llamadas están chuzadas. Las ciudades se llenarán de guerra urbana y los hospitales de refugiados. Colapsará la economía. Se irán los inversionistas. Se quebrarán los bancos. Hay que defenderse. Comprar armas. Quitarnos los zapatos al pasar seguridad. Construir un muro. Aprobar el plebiscito, apoyar el Brexit, cancelar las Olimpiadas, rechazar el Euro, separarse de España, criticar al Papa, ignorar las cifras, abandonar la lógica, archivar el sentido común.Señores, estamos en campaña. En Colombia el plebiscito, en Venezuela el referendo, en Inglaterra la salida, en Cataluña, independencia. En Estados Unidos, presidente. Brasil busca impeachment y España -ojalá- un gobierno. El pánico está de moda. El miedo motiva el voto, permite excesos, aumenta gastos, crea espacio para extremos, y agranda candidatos y motiva propuestas que de otro modo serían intolerables.El campeón del miedo se llama Donald Trump. Sus estrategia de asustar, se alimenta en la paranoia creada después del 11 de septiembre en Estados Unidos. Hace campaña sobre los hombros de los temores de la clase media americana, de los nostálgicos defensores del ‘american dream’. Ofrece barreras, reales y virtuales, promete guerras y duelos de poder. Le atribuye a Obama complicidad en las masacres, y pinta a los extranjeros como culpables de la caída del imperio. Y es efectivo. Ante sus votantes asustados es el héroe folclórico que con caras bravuconas y ‘tuits’ incendiarios los protege del mal y del peligro.Los subcampeones, en empate, son las dos carmpañas del Brexit en el Reino Unido. Mientras los que quisieron retirarse de la UE, con el slogan del ‘Leave’ argumentaron que las políticas migratorias europeas colmarían de extranjeros los sistemas de salud ingleses, saturarían el empleo, y comprometerían la soberanía, del otro lado, el ‘Remain’ no se quedó atrás, con sus amenazas de debacle económica, ruptura del corazón financiero de Europa, colapso de la bolsa de Londres. No en vano se bautizó la campaña de estos últimos ‘Project Fear’, es decir, ‘Proyecto Miedo’.El manual del miedo como arma de campaña lo siguió Santos, con sus amenazas gemelas de guerra urbana y altos impuestos si se cae el plebiscito. Y Maduro a diario inventa un enemigo nuevo, ya sea Almagro, la MUD, la CIA o el sector privado. Y lo leen Michel Témer, y Marine le Pen, Christine Lagarde y el Bronco mexicano. También es el libro de bolsillo de los partidos extremistas europeos, de los falsos pastores, de los que someten a pueblos enteros ante falsas amenazas externas.¿Quién gana con el miedo? Los hackers, los estrategas, los extremistas, los homófobos, xenófobos y paranoicos. Los fabricantes de armas y los terroristas. Los vanidosos manipuladores. Los demagogos y los dictadores. Los armados, los mafiosos y los poderosos.¿Quién pierde? La prensa libre, los intelectuales, los artistas, los niños. Los soñadores, los emprendedores, las minorías y los atletas. Pierde la innovación y los derechos humanos. Pierden la música y los pacifistas. Pierden la esperanza y el progreso.Platón acertó al advertir que la mayor tragedia del ser humano era el temor a la luz. Y Franklin Roosevelt dijo que lo único a lo que había que temer era al miedo mismo. Pero ni Platón ni Roosevelt escribieron el ‘Manual de la Luz’, ni lo leería nadie, y sus políticos lectores probablemente no ganarían elecciones.Sigue en Twitter @Muni_Jensen

VER COMENTARIOS
Columnistas