2015 por el retrovisor

2015 por el retrovisor

Diciembre 25, 2015 - 12:00 a.m. Por: Muni Jensen

En diciembre con sus fiestas, hace falta resumir. En el año 2015 hubo mucho que escribir. Guerra en Siria, paz de Santos, y constantes elecciones. Sorprendentes resultados en España y Argentina. Dilma en crisis, Papa en Cuba, suelto el ‘Chapo’ y sangre en Francia. Refugiados sin asilo, y en la Meca una estampida. A las reinas las confunden y en la Fifa hay corrupción. Se entrelazan en los medios la tragedia y la comedia y entre todos los desastres siempre hay chistes por Whatsapp.En el norte Trump insulta, Jeb se esfuma, Cruz y Rubio con sus twitter desplazaron al doctor. Los demócratas con Hillary, que es la única salida, se concentran en las cifras y la estable economía. Los anárquicos con rifles amenazan los colegios, mientras varios policías les disparan a los negros. En las cortes, bodas gay; en las calles, ‘Black Lives Matter’. Vino el Papa y Xi Jin Ping, pero el miedo de los gringos no lo quitan ni los rezos. Los Obama cierran año, y construyen su legado: mucha cumbre, poco mando, “liderando desde atrás”. Vuelve el dólar, y el empleo y la Reserva Federal.En España están de fiesta los muchachos indignados, y en Italia Varoufakis con dudosos resultados. Alemania con la Merkel sigue al mando del timón, pero tantos refugiados amenazan su mandato. Siria es grave, insoluble, aunque saquen a El Assad. Tiembla Europa, crece Isis, no aparece solución. Los ingleses protestando; en Cataluña, indecisión, anarquistas en Atenas y euroescépticos en Roma. Que si el euro, más fronteras, xenofobia sin razón, sobresale Dinamarca entre tanta esquizofrenia.Y en América no escampa, con Maduro en el poder; aunque pierdan elecciones, hay Diosdado pa’ vender. Baja Santos, titubeante, enredado con la paz. Ni en San José el tesoro le funciona con la Gallup. Mercosur sin navegante amenaza con morir, y si Dilma sobrevive poco mando mantendrá: sin Ministro y sin mandato, solo queda recesión. Los chilenos negociantes se le enfrentan a Michelle, y sin Kirchner en el sur restan pocas presidentas.En las cumbres hubo historias, sobre todo la del clima: dos semanas en la mesa, India y China con los gringos. Emisiones recortadas, esperanzas renovadas, aunque aun hay muchos gases y calores sospechosos. En la ONU, Rusia miente, agachando la cabeza, y mientras todos se celebran, bombardea sin permiso. En la OEA manda Almagro, más enérgico que Insulza, pero todos los países le cuestionan su importancia.En resumen, año extraño, con terror y con progreso. Sin mundiales ni olimpiadas, los deportes son locales. Los políticos más nuevos como Macri y como iglesias van jalando las orejas a los viejos estandartes. Cobran vida en la política los antiguos presidentes, y los líderes cubanos se sonríen con Obama. Cierra el 15, tropezado, sin mayores conclusiones. En Colombia no hay acuerdo, ni en España presidente.Pero sigue la política y sin mucha inspiración. Votan gringos en noviembre, y peruanos en abril. Hay recortes, no hay bonanza de recursos naturales. Mundo en guerra, sigue el paro, aunque buenas las gestiones del católico Francisco. En privado y en el facebook se cuestionan las mujeres, y texteando y encorvados, se sumergen los muchachos. Contra el glúten y el azucar, sin barriga y sin beber, la marihuana ya es legal con un fin medicinal. Si soñamos con un mundo más en paz y más igual, que sea verde, sin racismo, sin machismo, y sin terror. Sin las Farc, y sin reinados, y ojalá sin Donald Trump.

VER COMENTARIOS
Columnistas