Tierras y tierras

Tierras y tierras

Junio 01, 2013 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

La historia nos cuenta que la gran mayoría de guerras han sido por la posesión de tierra. En la acumulación de ella es donde salen a relucir las manifestaciones de avaricia y mezquindad más grandes de la humanidad. Por tierra se ha derramado muchísima sangre. En la historia reciente de nuestro país se han cometido todo tipo de injusticias cuando los terratenientes quieren expandir sus fronteras, llámense, guerrilleros, paramilitares, ganaderos o agricultores. Casi siempre alguien tiene que perder para que otro gane y en esa ecuación muchas veces se cometen atropellos. A ‘uno’ le cuentan que muchas de las grandes haciendas se hacían moviendo cercos o tumbando viudas. Algunos de los herederos de esas tierras ahora se ‘rasgan las vestiduras’ indignados por el acuerdo de paz con los terroristas de las Farc, como si no fuera igual de mal el ‘ladrón de cuello blanco’ como el que se viste de ‘camuflado’.Si señores, en mi opinión es igual de reprochable que los del congreso, los del gobierno o el sector privado, saqueen el erario, quedándose muchas veces con tierra que no les pertenece, que los señores que están en el monte haciendo terrorismo. Todos son igual de culpables. Todos tiene sangre en sus manos.Pero no podemos quedarnos en este discurso y seguir así, hay que explorar caminos para zanjar diferencias y dejar atrás tanta polaridad. Creo en que los problemas se pueden solucionar a través del diálogo. No creo en la guerra ni en la violencia, sea cual sea la fuente, como manera de solucionar las cosas, finalmente violencia trae más violencia. Creo que a través de la educación y la equidad social, gran parte de los odios que generan la violencia quedarían atrás, solo sociedades donde ‘la torta’ y la tierra es mejor repartida, funcionan. Donde haya dignidad para todos. Sí, sigo soñando, donde todos vivamos bien, porque ese es un derecho. Donde todos comamos bien, todos tengamos techo, todos tengamos trabajos justos, donde todos tengamos fuentes de esparcimiento y vacaciones, sí, seguiré soñando y mientras tanto continuaré apoyando el intento de la Habana para encontrar caminos diferentes a la guerra. Es triste ocupar el tercer lugar como el país con más desigualdad… !muy triste!No he leído el texto, solo lo que he visto en la ‘tele’, sobre el acuerdo en el primer punto, pero saber que hay intenciones acompañadas de políticas claras para hacer un banco de tierras dotadas de infraestructuras para repartirle a los campesinos desplazados me parece genial. Qué rico que vuelvan a cultivar la tierra y no tengan que venir a las ciudades a hacer parte de los anillos de miseria… ¡Qué bien!Salto de garrocha: Que buen catálogo de promoción de la universidad Icesi con fotografías reales de los estudiante del plantel. Y qué mal el de la Autónoma con fotografías irreales compradas en banco de imágenes gringos. Se nota que no son de aquí.

VER COMENTARIOS
Columnistas