Sindulfa

opinion: Sindulfa

Hace unos días una hermosa perrita de tan solo un par de...

Sindulfa

Junio 28, 2014 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Hace unos días una hermosa perrita de tan solo un par de meses me coqueteó en una calle de San Andrés y no tuve más remedio que recogerla y llevármela. Fue amor a primera vista, estaba solita y desprotegida. Los primeros días como la mayoría de perros callejeros tenía mucha desconfianza, pero rápidamente entró en color y ahora no para de querer jugar todo el tiempo, tanto que se emberraca si uno no lo hace. Es todo un personaje, de una inteligencia y una alegría desbordantes. Se llama Sindulfa ‘murciélago’ González, ella quiso el apellido materno, así me lo comunicó telepáticamente.Pero lo que más me tiene asombrado es la acogida que ha tenido la querida Sindulfa en ‘feisbu’, empecé colgando una fotos el primer día y por solicitud de mis amigos llevo varios días registrando fotográficamente los movimientos de ella. Nunca había tenido tantos comentarios sobre algo que haya colgado en la red. Sindulfa ya es una personaje famosa.Llevo muchos años recogiendo perros de la calle, Regalo, Albeiro, Serna, Lúa, Sachin, Rocío, Jagua y muchísimos más que ya hasta se me olvida cuántos han sido. Todos están en distintos hogares, cuidados y llenos de afecto, yo por mi parte tengo a dos que viven conmigo, la Mona y la Niña Calero. Para mí se ha vuelto una actividad tan importante, es tan hermoso ver esas caritas de agradecimiento, sentir ese amor incondicional, ver cómo se recuperan y crecen fuertes, amando la vida, que para uno no existe nada mejor. Quisiera quedarme con todos y todas pero es imposible, me convertiría en perrera municipal. “Hay amigo, ¿por qué de bautizo Sindulfa?”, me preguntó un amigo de Buenaventura. Bueno, se me ocurrió así y, ¿por qué no? Después un amigo del ‘fase’ me aclaró que ese nombre viene del Alemán y quiere decir ‘el camino del lobo’, ¡excelente! Murciélago por su orejas que con el viento de San Andrés parecería que en cualquier momento va a coger vuelo, ella de apellido González, ella quería el de su primera mamá adoptiva, ahora que ya llegó a Cali viene a ser parte de la familia, Pérez Weinberg, donde va a tener todo el afecto y más.La vida sobre el Planeta y su continuidad está en riesgo, mientras no sepamos respetarla no solo la humana sino la de todas las especies, la cosa se va a poner peliaguda. ¡Dime cómo tratas a los animales y te diré quién eres!P.D. A mi amigo y colega Alberto José, paz en el más allá, esperanos que ‘pa’ allá vamos todos. Decile a Pedro que yo he cometido muchas faltas, pero que porfa no me vaya a cerrar la puerta que allá llego con todos los perros y perras de la calle.

VER COMENTARIOS
Columnistas