Rolo come valluno

Junio 09, 2012 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Ala, no me refiero carachas, a que ahora en el Country hayan cambiado la papa chorreada por el sancochito nuestro, chinazo. Me refiero a cómo gran parte del trabajo publicitario de las empresas vallunas es hecho en Bogotá por lo cual esa platica se va para la Capital en vez de quedarse en la región, y no porque acá no haya talento. Gran parte del personal que trabaja en las agencias de publicidad y la televisión de Bogotá son caleños que por falta de ‘oportunidades’ han tenido que emigrar pa’ ‘Tabogo’. Pareciera que nuestros empresarios todavía comen cuento que todo lo de afuera (como en la época colonial) es mejor. Con ‘espejitos’ los capitalinos siguen centralizando todo. ¿Qué nos pasa? ¿Por qué no creemos en lo nuestro, como sí lo hacen los paisas? ¿No será que por esa falta de visión nos merecemos lo que nos está pasando actualmente en nuestro Valle del Cauca?Soy testigo de esto. Trabajo desde hace más de 35 años como fotógrafo publicitario en la región a pesar de que en los años 90 caí en la tentación de irme a trabajar con los capitalinos. Afortunadamente me di cuenta a tiempo que lo mío era mi región, siempre he querido trabajar por lo nuestro desde aquí , en mi amada ciudad. Durante estos años he tenido que vivir en ‘carne propia’ cómo todo lo grande termina haciéndose en la capital y no porque acá no se pueda hacer. En muchas ocasiones he cotizado un mismo trabajo directamente y paralelamente con agencias de Bogotá, trabajo que he terminado haciendo con los de allá con un incremento de más tres veces su costo. (Todo allá es más caro).En los años 70 y 80 Cali era la capital publicitaria de Colombia, aquí había agencias locales líderes nacionales como Centrum Publicidad, Contacto Publicidad y genios publicitarios como Hernán Nicholls, Michael Laurence Calero y Carlos Duque, que después se nos volvió capitalino. Aquí pasaba mucho ya que el Valle tiene o tenía la gran mayoría de multinacionales. Aquí se hacían los comerciales de Colgate, Johnson, Gillette, Adams, más del 30% de todo lo que salía en la televisión y las revistas. ¡Eramos la verraquera, mijos! ¿Hoy? Hoy, acá no pasa nada, las poquitas agencias que sobreviven lo hacen con las migajas que quedan de la mesa, arañando lo poco que dejan nuestros industriales y viendo cómo las otras regiones, Antioquia, Atlántico siguen ‘pa’rriba’. Hago un llamado caluroso a los directivos de empresas vallecaucanas como Colombina, Harinera del Valle, Tecnoquímicas y muchas más para que reflexionemos sobre lo que aquí digo. Todavía se puede dar un timonazo para que nuestro departamento no siga descendiendo y nuestra región vuelva a recuperar el liderazgo que una vez tuvo. Dejemos la platica y el trabajo en casa, aquí. ¡Qué viva el Valle del Cauca! Vallecaucano no coma vallecaucano. Comamos en el Country, ajiaquito, con las utilidades de una región fortalecida, ve.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad