Política sucia

opinion: Política sucia

Es claro que gran parte de los políticos del país están bastante...

Política sucia

Junio 30, 2012 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Es claro que gran parte de los políticos del país están bastante desacreditados y que la corrupción es la razón de muchos males que nos aquejan. Pero en esta columna quiero referirme al mugre que literalmente producen los políticos durante sus campañas. Es una verdadera vergüenza cómo la ciudad se afea con los pendones, afiches, pasacalles, ‘flaiers’ y demás que se usan para promocionar a estas personas que supuestamente son el ejemplo a seguir por ser quienes nos van a gobernar. No hay derecho que hasta en los sitios más inusuales se peguen afiches para unas campañas políticas que la mayoría de veces son creadas por unos publicistas (no todos) que no tienen idea de cuales son los proyectos de gobierno de sus clientes, sino que crean unas frases (slogans a lo gringo) que deberían generar reacciones en los votantes a favor del político de turno sin importar si son verdad o mentira. Por ejemplo para el candidato a la Gobernación del Valle, Francined Cano, sus afiches hablan de un cambio mientras que él está inscrito por el MIO que es el partido de sus antecesores… ¿A qué cambio se refieren?Muy triste ver los postes, los puentes, las fachadas hasta los árboles empapelados de todo tipo de promesas con las fotos de sus prometedores y lo peor de todo es que quedan por ‘saecula saeculorum’ hasta que el paso del tiempo los acabe. Por eso no es raro que todavía queden avisos pintados de ‘Petro presidente’ o ‘Sigifredo a la Alcaldía’ o ver cientos de alambres de lo que fueron alguna vez pasacalles colgando de los postes. Me pregunto, ¿influye en la decisión de voto ver en un afiche la cara sonriente y maquillada de un político prometiendo algo? ¿Justifica toda esa polución visual y física, cuando realmente muchos de los votantes los aportan las maquinarias políticas o la compra de votos? Estoy seguro que los que lo hacemos a conciencia no es por ver toda esa cantidad de ‘promesas’ impresas en miles de metros de papel con cientos de galones de tinta.En la campaña actual se ven afiches del señor Ubeimar encima de los afiches del señor Francined en una guerra a ver quién le pega más afiches a su contrincante. Vale destacar que el candidato Carlos González no ha caído en ese juego, no sé si por conciencia o por falta de recursos. Es de verdad muy triste ver nuestro amado departamento en estas, no respetan nada y si eso es antes de ser elegidos, ¿qué se puede esperar cuando lo sean? ¿Cuáles pueden llegar a ser sus proyectos ambientales?Leí detenidamente las columnas de mis colegas De Roux, Restrepo, Barney, Londoño, Quintero, Posada, López y muchos más y estoy de acuerdo con ellos. Todavía en el Valle estamos lejos de salir del atolladero y la única opción es la del voto en blanco. Votemos a conciencia, no por el menos malo, sino no tenemos derecho a quejarnos. Recuerden la Primavera Egipcia.

VER COMENTARIOS
Columnistas