Pareo o paseo

Julio 10, 2017 - 11:45 p.m. Por: Miky Calero

Le dije a mi mujer, te invito de paseo. Al otro día me preguntó, ¿dónde está mi pareo? El entendimiento dentro del género humano es complicado, cada persona puede entender algo diferente, por eso la comunicación tiende a complicarse, con posibilidades de confrontaciones absurdas. Mi mujer se quedó esperando su pareo nuevo y yo mi paseo, claro que ideal hubiera sido irnos de paseo con pareo nuevo, pero no fue posible porque cada uno se emputó con el otro y hasta allí llego el diálogo. 24 horas de silencio.

La tecnología no ayuda, cada día es peor, hay una información y desinformación galopante. En Colombia los santistas y los uribistas a las mismas palabras entienden dos cosas muy diferentes. Maduro y Almagro entienden las mismas cosas totalmente distinto; el alcalde Maurice y la oposición política interpretan muy distinto un mismo hecho. Mi mujer y yo igual, qué locura. Eso sólo alimenta la polaridad que nos esta llevando por un camino del no retorno.

Es triste ver como cada día los humanos nos distanciamos más los unos de los otros y creamos nuevas fronteras físicas y ideológicas. Cada uno de nosotros tenemos la única verdad, la verdad absoluta, el resto no sabe nada de nada.

Recuerdo el relato bíblico sobre la Torre de Babel, donde todos hablaban un idioma distinto y nunca se pudo concluir, ahora eso mismo pasa a una dimensiones absurdas. Salen y salen distintas religiones y sectas todos los días, todas expresan ser el único camino a Dios, y consiguen adeptos que hasta se hacen matar por sus creencias. La proliferación de distintas vertientes cristianas que parecieran ser más un negocio, empiezan en un garaje y pronto terminan en grandes palacios construidos con el contenido de los bolsillos de los que allí asisten, son tan sofisticados que a la hora de cobrar los ‘diezmos’ ya tienen datáfonos. Distintas interpretaciones de un mismo libro, el libro que dice que Jesucristo no tenía dónde recostar la cabeza, parecido a los pastores que andan en carros blindados con escoltas.

Sobre el cambio climático producido por el abuso del hombre ya también hay distintas interpretaciones, sino miren que dice el hombre más poderoso del planeta el señor Trump. Las grandes grupos empresariales interpretan a su conveniencia el impacto que causan y muchos llegan a decir que sus compañías son amigables con el medio ambiente y por detrás salen sus cañerías de desechos y sus chimeneas de humos. Todos generamos algún impacto, todos tenemos una huella de carbono, negarlo es una irresponsabilidad.

Lo de mi mujer y su pareo es inventado para la columna. Nos llevamos regio, ala, mis chinos queridos. A mis escasos lectores, ¡si no aclaro eso, estaría sujeto a un cocotazo y a un mes de abstención!

VER COMENTARIOS
Columnistas