Oceana

Septiembre 10, 2011 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Hace unos días cayó en mis manos un libro maravilloso sobre nuestros amenazados océanos, y qué podemos hacer para salvarlos, escrito por un actor californiano, activista y comprometido con el medio ambiente de nombre Ted Danson. Fotografías y gráficos contundentes sobre el daño que la industria petrolera y la pesca industrial hacen en los mares del planeta, nuestra casa. Voy a narrar sobre algunos datos que allí se mencionan.Los océanos son el 71% de la superficie con 250 mil especies de animales, mientras el 29% es tierra con 1,75 millones de especies.Algunos de los mayores desastres de vertimiento de petróleo en el mar: Golfo de México 2010, 171 millones de barriles de petróleo al agua; Filipinas 2006, 530 mil millones; Vietnam 2010, 115 mil millones. La extracción de petróleo en el mar contamina, las válvulas en el fondo riegan crudo, se riega en la plataforma, y cuando son cargados los barcos. La consecuencia es que muchas especies de animales desaparecen y los lechos marinos mueren para siempre.Desde la revolución industrial, 500 billones de CO2 han sido absorbidos por los mares y la acidés ha aumentado en 30%. Eso hace que la temperatura de la superficie suba en 1% anual. Esto quiere decir que para el año 2080, el continente de Islandia habrá desaparecido. Cientos de especies de corales mueren rápidamente. El 25% de las especies marinas dependen de los corales. Para fin del siglo todos los corales habrán desaparecido.La sobrepesca representa el mayor peligro para la productividad, en pocas décadas el daño será permanente e irreversible. Estamos en el punto del posible no regreso. Expertos dicen que en menos de un siglo lo único comible del océano será lo que comúnmente se llama ‘aguamala’. Han desaparecido 9 de cada 10 tiburones desde el año 1950. La pesca de arrastre destruye todo a su paso acabando con los corales y los animales mas jóvenes por generaciones. Estamos pescando y comiéndonos lo que nuestros abuelos usaban como carnada. De 56 millones de toneladas de pesca, 38,5 son ‘desperdicios’ y especies muertas que son arrojadas nuevamente al océano. Por 2,25 toneladas de pesca cruda se quedan en las redes 1 tonelada de coral.En ese increíble documento del Sr. Ted hay cientos de denuncias del mal que le hacemos a nuestro océanos, pero también hay muchas sugerencia de cómo ayudar a parar el desastre. Podemos manifestarnos en contra de proyectos no amigables con el medio ambiente. Exigir más investigación en energías limpias y pesca sostenible. Y en nuestras costumbre personales hacer paulatinos cambios que ayuden, ser menos dependientes del petróleo y todos sus derivados. Comer menos atún enlatado y más pescado de cultivos sostenibles . Tener conciencia que este problema es de todos, al igual que la solución.P.D. aspirantes a gobernar por favor piensen verde y en sus nietos.

VER COMENTARIOS
Columnistas