Majestuoso Pance

Majestuoso Pance

Noviembre 01, 2016 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Definitivamente uno de los tesoros más grandes que tenemos en Cali es el hermoso río Pance. Fue la razón por la cual regresé de vivir en el exterior, me era muy difícil concebir la vida sin su cercanía. Desde mi adolescencia, ese río se convirtió en mi refugio, donde encontraba esa paz que era esquiva en otros espacios. ¡Adoro ese río!De los siete ríos que entran a nuestra ciudad, naciendo en los Farallones, es el único que todavía conserva sus aguas cristalinas. ¡Es un verdadero tesoro! En sus aguas encontramos frescura la gran mayoría de caleños.En Cali se acaba de crear un proyecto para recuperar los afluentes que se llama ‘Madre agua’. Paralelo a las buenas intenciones de ese fondo se está construyendo la doble calzada de Pance donde no se tiene en cuenta la salud del río. Cómo es posible que para hacer esa megaobra se estén tumbando cientos de árboles. No sólo me refiero a los mata ratón del seto en la parte más plana, sino de allí para arriba se han tumbado árboles de gran envergadura. No tiene sentido que se hable de tumbar unos árboles gigantes con la excusa de que se van a sembrar más, no señores, esa no es la manera.Nunca he estado de acuerdo con esa megaobra, es un despropósito que cuando se habla de reforestar las riberas, están siendo deforestadas. Sabemos qué va a pasar en el futuro, el río seguirá siendo urbanizado hacia arriba. Primero viene la ‘infraestructura’, detrás los grandes constructores. Recuerdo cuando nos bañábamos en el río cerca del colegio Bolívar donde acampábamos de muchachos, hoy en día toda esa parte está urbanizada y privatizada. ¡Qué tristeza!Parte del problema de movilidad es el riesgo que corren los ciclistas de ser arrollados por los carros. Entonces por qué no hacer una ciclovía donde se respete la naturaleza. Por qué no hacer un sistema de transporte masivo para que la gente pueda subir, dejando sus carros abajo y no generando el impacto nocivo de cientos de carros subiendo. Que tal senderos amplios donde la gente suba a pie y haga deporte disfrutando de la naturaleza, pero, ¿por qué una doble calzada? No entiendo, ¿será que todo está estudiado para darle paso al cemento y al asfalto de la ‘modernidad’?Me pregunto si los señores, como los alcaldes y funcionarios que diseñaron esa ‘megaobra’, son usuarios del río y conocen de los beneficios de mantenerlo lo más natural posible, o las decisiones las toman desde su lujosas oficinas con ‘aire acondicionado’ en vez de aire natural.Las personas que por décadas nos han atendido con sus puestos de comida, gente humilde, también serán perjudicados, seguramente desaparecerán al paso devastador del mal llamado ‘progreso’ que no tiene cabida para lo natural. ¡No a la destrucción de nuestro río Pance! ¡Por la recreación sana del pueblo!

VER COMENTARIOS
Columnistas