Madre abeja

Madre abeja

Marzo 19, 2018 - 11:45 p.m. Por: Miky Calero

Nosotros los humanos le debemos nuestra vida a las abejas, tan sencillo como eso. Sin abejas no hay especie humana, dado que ellas son las mayores polinizadoras de las plantas en el frágil ecosistema de donde el hombre deriva su alimento. Es una cadena inquebrantable.

En la historia se ha escrito mucho sobre ellas (el Padre Gallo en su columna de El País) y se han hecho películas y series de televisión. Quién no recuerda la abeja Maya y Bee Movie, o inspiración de canciones como la de Juan Luis Guerra ‘Como la abeja al panal’ y poetas como Enrique Álvarez Henao del siglo pasado:

“Miniatura del bosque soberano y consentida del vergel y el viento, los campos cruza en busca del sustento, sin perder nunca el colmenar lejano.

De aquí a la cumbre, de la cumbre al llano, siempre en ágil, continuo movimiento va y torna, como lo hace el pensamiento en la colmena del cerebro humano”.

Entonces uno de los comportamientos que es urgente que los humanos corrijamos es el de cambiar nuestros hábitos agrícolas. Debemos dejar de usar tantos pesticidas que están matando millones de abejas y poniendo en riesgo el balance de la vida. Los monocultivos son nocivos porque requieren fertilización especializada que agota la nutrición de los suelos. Además los químicos para el manejo de plagas matan muchas otras especies, entre ellas las abejas que son necesarias para la reproducción de gran parte de nuestra flora.

Si estos químicos matan radicalmente las abejas, ¿qué efecto tendrá en nosotros? ¿Qué será de la flora que nos da la vida si se extinguen las abejas? ¿Qué sería de nosotros sin la miel?

Por suerte ya hay pequeños grupos de cultivadores orgánicos que piensan en el futuro. Siembran para preservar el suelo para nuevas generaciones. Utilizan polinizadores naturales ayudando a preservar alimentos tan esenciales para nosotros como los tomates, papas y frijoles entre otros y lo más importante, nos dan comida sin químicos.

En Cali ya hay varias iniciativas que promueven la agricultura orgánica como Asoproorgánicos y su venta de productos los sábados en la CVC, Valle en Paz con la agricultura limpia, Ecohuerta y otros distribuidores que facilitan el servicio online. Por otro lado hay posibilidades de aprender a cultivar o sobre abejas con los maestros Mario Mejía, Jairo Restrepo y el gran Felinto entre otros.

Bella madre Abeja, gracias a ti por mi vida, me excuso en nombre de mi especie por el daño causado, créeme que de ahora en adelante me comprometo a incursionar en los niveles de conciencia para que la vida se perpetúe en un perfecto balance de las especies.

VER COMENTARIOS
Columnistas