Impacto

Impacto

Septiembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

A mi que no me digan que las grandes obras de infraestructura no tienen impacto sobre el medio ambiente, la verdad cada que se hace una carretera, un puerto, una explotación petrolera, minería, una megaobra afectamos ecosistemas que lleva cientos de años formándose para llegar allí. La intervención humana causa efectos sobre el planeta. A veces menos, otras veces más, muchas con consecuencias desastrosas donde el daño es irreparable. Otras veces se hacen donde salgan menos costosas y no donde cause menor efecto nocivo al ecosistema, finalmente primero el ‘dinero’ como diría un amigo Judío.No quiero decir que no se puedan hacer grandes obras, pero ya es hora de pensar en el futuro de la humanidad y no en los rendimientos financieros inmediatos. Colombia necesita infraestructura para ser mas ‘competitiva’, pero también somos un país con grandes potenciales turístico-ambientales, grandes recursos naturales que cuidar y mostrar. No me canso de poner a Costa Rica como ejemplo, han desarrollado una infraestructura turística para recibir millones de dólares sin tener que tumbar la selva y amenazar las especies. Recuerdo en un viaje que hice a ese país en el año 2003 me hospedé en un hotelito sin grandes lujos pero delicioso, donde sus dueños se dedicaban a cuidar osos perezosos atropellados por los carros. Su atractivo es precisamente eso que el turismo se involucra en el cuidado de estos animalitos.El Chocó es un departamento con un potencial turístico, con millones de hectáreas vírgenes y agua dulce en cantidades, dudo que haya un sitio similar en el planeta. Sus hermosas playas entre Cabo Corrientes, pasando por Coquí, Arusí, Terco, Nuquí, Jurubira, Morrodemico, la ensenada de Utría hasta llegar al Valle donde se encuentra Bahía Solano son ideales para el ecoturismo.Es un departamento olvidado por el gobierno central y colonizado por el narcotráfico y los negocios ilícitos. Ya es hora de poner el ojo en este tesoro que tenemos en Colombia y patrimonio de la humanidad. Una selva húmeda tropical como esa son pocas las que quedan.Dentro de los triunfos por la defensa de los recursos naturales esta el de la lucha para que Bahía Málaga se conservara como parque y no fuera destinado para un puerto comercial, allí llegan cientos de ballenas Jorobadas. Ya se está empezando a desarrollar turismo ecológico en torno al avistamientos de estos grandes mamíferos. Los pobladores ancestrales de ese sitio están organizándose y viendo el potencial que hay en el turismo, solo falta estrategias de educación para el manejo de las basuras aprendiendo a reciclar y a cuidar las playas. Eso es un trabajar que mayormente le corresponde al Gobierno y las Secretarias de Educación que en alianza con ONG’S puedan crear ese tipo de conciencia, les corresponde tomar la iniciativa.Por una Colombia Natural y potencia en el cuidado de los recursos naturales.

VER COMENTARIOS
Columnistas