Egología

Julio 17, 2010 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

“Ese man tiene un ego que no le cabe en el cuerpo”, cuántas veces hemos oído esa frase y siempre lo vemos hacia afuera, en otros, en el vecino. Pero es algo que todos tenemos por dentro, unos más, otros menos, pero allí está, el Grandioso EGO. Hablo de ese ‘man’ porque los hombres somos más egoístas que las mujeres. Sobre eso tengo una confesión que hacer. Hace unos días asistí a una conferencia de un colega fotógrafo, invitado por Arley Acosta en el marco del ‘Encierro Fotográfico’. Mientras el conferencista mostraba su trabajo, en mi interior empezó a suceder lo esperado, salió por un lado el viejo ‘luci’ diciendo “hombe, las fotos mías son mejores”, “esa imagen le salió de chepa”, “mucho ego el de ese man”, mientras por el otro lado el Sr. Ángel decía “por qué no te callás, dejá oír”, “mirá que buenas fotos”, “que dedicación la de Mauro”. Bueno, esa batalla se prolongó por unos minutos hasta que por fin para el bien de Miky gano Mr. Ángel y me eché pa’ atrás en el asiento a disfrutar del excelente trabajo de este, mi buen amigo y colega Mauricio Vélez.Lo que hay que entender es que en muchos casos lo de los otros no es que sea mejor o peor que lo nuestro, sino que es distinto. Hay diversidad, diferentes maneras de ver las cosas y por eso se genera conflicto, porque quisiéramos que todo el mundo pensara igual que uno, o sea, exijo que todos piensen igual que YO. Eso no es así. En la variedad está el placer. Tenemos que aprender a respetar las diferencias, si lo que nos motiva es el deseo de aplausos y aprobación de otros, estamos malanga, mal. Hay que hacer las cosas por los efectos positivos que generen bienestar colectivo y no sólo personal. La lucha con el ego es algo de nunca acabar, desterrarlo poco a poco nos lleva a la madurez y a la sabiduría que vienen con los años. Los artistas somos más dados al ego, debe ser por el afán de reconocimiento que muchas veces es el motor de nuestras acciones.La envidia es algo que a veces nos carcome por dentro y el que diga que no la ha sentido es un bellaco mentiroso. En esto sí las mujeres nos ganan a los hombres. Por lo general a ellas les cuesta trabajo admitir las belleza de otras mujeres y suelen ser mucho más posesivas con sus hombres. La libertad bien entendida es algo que ayuda a tener relaciones sanas y evita actitudes cantaletudas y egoístas. Entonces, ¿qué es egología? EGOLOGÍA: Es la ciencia reflexiva que ayuda a combatir la egolatría, como diría mi buen amigo Jahira, ecología del alma. Señores de la Real Academia de la Lengua, porfa ni se enchichen ni se embejuquen conmigo, allí les dejo ‘humildemente’ una nueva palabrita para el diccionario.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad