Doble vía

Doble vía

Marzo 22, 2014 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Parte de la carretera circunvalar que rodea la isla de San Andrés tiene unos tramos donde la mitad de la calzada está bien y la otra se encuentra en un alto grado de deterioro, hechas al mismo tiempo. Me pregunto, ¿dos distintos contratistas? ¿Uno más honesto? ¿Se acabó la plata? Y si eso fue así, ¿por qué los entes de control no hicieron algo al respecto? Bueno se me viene muchas preguntas pero al mismo tiempo buenas reflexiones.1ª reflexión: La honestidad tiene solo dos caminos, o se es o no se es honesto, no hay mitad. Uno no puede ser honesto en ciertas cosas y en otras no, es una virtud que viene con uno o no. Aplica en todo aspecto de la vida, en lo personal (con la pareja, con los amigos, etc. ) y en lo profesional, o uno es trasparente o es ventajoso, tan sencillo como eso, o es blanco o es negro. Ser honesto requiere valentía, ser verraco a pesar de que uno muchas veces quisiera ampararse en eso que se llama ‘mentirillas piadosas’… Mentira grande o pequeña es mentira. La honestidad deja grandes satisfacciones, la principal, dormir tranquilo por la noches, como un bebé y eso es incomparable.2ª reflexión: La vida moderna con sus afanes de grandes riquezas cada día se aleja más del bien común. Si fuera el caso que el contratista fue deshonesto, a ese man no le importó dejar una carretera que rápidamente se llenaría de huecos, podría causar muchas muertes de motos y carros que por esquivarlos terminan accidentados, solo le importó su cuenta bancaria. ‘Primero dinero’ como diría un amigo empresario. Sí, nosotros los humanos estamos llegando a una locura colectiva que está poniendo en riego la continuidad de la vida como la conocemos sobre el planeta. Nuestra carrera consumista esta llevándonos a un camino sin regreso. 3ª reflexión: ¿Cuál camino coger? O entramos en el importaculismo donde lo que le pase a los otros no es nuestro problema, o nos comprometemos en ser mas consientes y ayudar, que no es otra cosa que cambiar muchos de nuestros cómodos hábitos. ¿Cuál vía coger?Última reflexión: ¿O yo me estoy enloqueciendo que por unos huecos en una vía me lleno de existencialismo o es que me llegó la hora de comprometerme más con contribuir a dejar un mejor planeta? Son dos caminos, ‘pa’ delante es pa’lla’. Muchas veces quisiera entrar en el importaculismo pero no lo logro, sufro con el mal ajeno y sufro por la flora y la fauna cuando son maltratadas, pero muchas veces no me salgo de mi cómodo camino y después me arrepiento. Hay dos vías, muchachos, escojamos la del compromiso.

VER COMENTARIOS
Columnistas