Director CVC

Noviembre 15, 2014 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca nace hace 60 años con la finalidad de ayudar en el desarrollo de la cuenca del río Cauca, especialmente en controlar su cauce para aprovechamiento de la creciente industria azucarera. Son muchos los nombres de ilustres vallecaucanos que tuvieron que ver en su creación, como Ciro Molina, Demetrio García, Espíritu Santos Potes, José Castro Borrero, entre otros. Se decide copiar la experiencia de lo sucedido en el río Tennessee que tiene unas características similares al río del Valle del Cauca y se logra concretar la visita del señor David Lillienthal responsable de dirigir el proyecto en EE.UU. Así pues en octubre del año 1954 se le da vida jurídica a la CVC.Actualmente la misión, óigase bien, dice: “Somos la entidad encargada de administrar los recursos naturales renovables y del medio ambiente del Valle del Cauca, que como máxima autoridad ambiental y en alianza con actores sociales propende por un ambiente sano, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida en la población y la competividad de la región en el marco del desarrollo sostenible”.“Desarrollo sostenible”, quiere decir que tiene que velar por el futuro de los recursos naturales, cuidar los ríos, cuidar los bosques, cuidar la fauna por encima de todo, por lo tanto es importantísimo que su director esté totalmente comprometido con esta causa, tiene que ser un ambientalista de raca mandaca. A veces se tiene la idea que, como la Corporación recibe buenos recursos económicos, en su cabeza debe por encima de un ambientalista, estar un buen financiero. La corporación no es un banco, tampoco un fortín político donde se repartan favores electorales, cosa que ha sucedido en años pasados, con la desastrosa consecuencia de descuidar el medio ambiente. No señores la dirección de la corporación debe estar en cabeza de alguien que de verdad esté comprometido con la causa. La parte financiera obviamente debe estar manejada con total responsabilidad como en cualquier otra organización, ‘conejo a tu conejera’, por eso dentro de la corporación existe la oficina de subdirección financiera. La infraestructura también está hecha, no necesitamos un ingeniero que no conozca el balance del ecosistema.El doctor Óscar Libardo Campo, actual director, logró volver a ‘encausar’ a la CVC por el camino correcto. Por una decisión más jurídica que ambiental él tiene que abandonar el cargo y el barco vuelve a la deriva precisamente en épocas electorales, ¿mmm? Hago un llamado a los señores del Consejo Directivo encargados de elegir al nuevo director que lo hagan con conciencia poniendo por encima el bien común y el futuro de nuestro hijos, dentro de la corporación hay personas idóneas que tienen mucho que mostrar en cuanto logros, por favor señores, escojamos la persona correcta, ambientalista y con experiencia en el campo. El cambio climático no da tregua. Aclaro el encargado ahora puede ser elegido nuevamente en diciembre del 2015.

VER COMENTARIOS
Columnistas