Dama de negro

Dama de negro

Noviembre 16, 2013 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

La transformación que experimenta un ser humano con una motosierra en la mano es sorprendente. Ese instrumento le da un poder que ni siquiera se lo da un arma de fuego porque con el no solo mata humanos sino todo ser viviente que está sobre la faz de la tierra, mata hasta árboles de cientos de años. No conozco una sola persona que con ella en la mano adopte una postura amorosa, siempre se sale el matón de nuestro inconsciente. Para mí es el peor invento de la era industrial, por encima de la bomba atómica, porque este aparato de destrucción está en las manos de mucha gente. En tiempos modernos un aparato que se usa para descuartizar o lo que se atraviese por delante, arma preferida por los paramilitares o cualquiera que quiera torturar, es el instrumento de la muerte, de la Dama de Negro que ya no tiene una guadaña en la mano sino una motosierra. Siempre me he cuestionado por qué los gobiernos del ‘primer mundo’ hablan de paz y combaten a los terroristas del ‘tercer mundo’, mientras siguen fabricando todo tipo de armamento que venden a esos mismos ‘Monojojois’. Todo se resume en que son más importantes los negocios y sostener un sistema de consumo que la paz. El negocio de la guerra en manos de las potencias es tan rentable que lo que ellas quieren es mantener a todos peleando y así llenar sus bancos de lingotes de oro que tampoco nunca he entendido para qué sirven. Podría entender que guardarán comida y agua que sí son vitales… pero, ¿el oro? Algún día cuando no haya qué comer, espero sepan hacer sopa con él.Las revoluciones armadas deberían desparecer y así se acabarían los negocios de los imperios que tanto odian. Cómo es posible que renieguen del imperialismo ‘yankee’ y al mismo tiempo les compren armas o a los israelitas que son sus aliados. Todo es muy loco, es una contradicción tras otra.La paz en Colombia está lejos de llegar mientras haya intolerancia. Una paz sin justicia social nunca se verá. Se mata a 100 guerrilleros y salen 200 más de todos los barrios de las ciudades donde la miseria produce muchachos listos para seguir la cadena de odio que alimenta la guerra. Qué tristeza que la oposición del Centro Democrático del expresidente Uribe solo se haga descalificando y alimentando el odio entre colombianos. Cuándo llegará el anhelado día en que todos caminemos el mismo camino, el de la paz, sin motosierras ni revólveres.Definitivamente yo seguiré admirando líderes de verdad como Mahatma Gandhi o Nelson Mandela, revolucionarios sin armas, visionarios de cómo se puede alcanzar la paz por medios de conciencia y amor, dejando atrás resentimientos y deseos de venganza. Ejemplos de líderes que siempre pusieron el interés común por encima del propio. Si nos cachetean pongamos la otra mejilla. ¡adiós al odio!, bella dama de negro.

VER COMENTARIOS
Columnistas