Consumo

Julio 26, 2014 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

El consumo es el pilar del sistema capitalista y es lo que sostiene el sistema financiero del planeta. Los gobiernos de las distintas naciones hacen lo imposible para ser competitivos, estimular el consumo y de esa manera no colapsar. Cada vez nacen más personas que hay que ponerlas a consumir para que se refleje en las cifras bancarias, si los bancos ganan plata todo está muy bien, mejor dicho a consumir, a consumir, a consumir muchachos, como diría el ahora senador Álvaro Uribe. Es un sistema acelerado que no tiene descanso, las 24 horas, mejor las 27 horas al día, hay que producir, tres y cuatro turnos, domingos y días feriados, las máquinas no se pueden apagar. La industrialización que sostiene el aparato productivo se alimenta del petróleo, todo gira alrededor de él, hasta las guerras. Con el ‘oro negro’ se produce el plástico que es el pilar del sistema de consumo, todos los sistemas de empaque son hechos con él, bolsas y más bolsas, plástico y más plástico. Hasta aquí todo parecería bien, todos trabajamos, todos consumimos y todos somos felices y unos señores allá arriba prosperan y compiten para llegar a salir en las revistas como los más ricos. Esa es una realidad.Pero hay otra realidad que no es tan halagadora, el consumo va en contra de los recursos naturales y la especie humana está acabando con ellos, arrasando y destruyendo para conseguir las materias primas que alimentan las máquinas del consumo. Cada día hay que escavar más para buscar el petróleo, más minas de oro, plata, bronce, coltan, etc., etc., etc. El carbón, otro producto clave para sostener todo esto, es escarbado de la tierra y transportado en grandes buques por los océanos contaminando todo a su paso y si no miren a Santa Marta para darse cuenta del daño.Los más ricos tenemos cómo consumir, los más pobres comen las migas. Llegará el momento que todo esto colapsará porque es inevitable, el sistema está mal diseñado.Ya existen islas enteras de plástico flotando por los océanos y matando los animalitos, tortugas, peces y aves. Todos los humanos somos responsables. Cada día van a ser peores las sequías, los huracanes, la madre naturaleza se está enfureciendo.¿Qué hacer? Eso lo hablaba con un buen amigo, próspero industrial. A veces soy pesimista y creo que ya llegamos al punto de no retorno, otros días soy mas optimista y pienso que hay que cambiar, pero, ¿hacia dónde? Algo que podemos hacer es volvernos conscientes de esa realidad y convertirnos en consumidores responsables, utilizando lo indispensable y comenzar el camino nuevamente hacia lo básico. Hay que replantear todo el sistema, ¿por cuál? Buena pregunta.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad