Colombianos por la paz

Colombianos por la paz

Junio 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Las personas que están trabajando por la paz en Colombia son quienes están en el campo, en las laderas, en las barriadas, en los sitios donde la gente necesita ayuda; son aquellos que están construyendo igualdad y tejiendo justicia social, para que las necesidades básicas de todo ser sean resueltas con alimentación balanceada, educación, recreación y salud, no más niños con hambre, no más ancianos sin techo, PAZ verdadera sin armas.Todo aquel que se salga de su camino por ayudar a alguien está poniendo un grano de arena y, así sucesivamente, se construye un gran mar de seguridad y bienestar. Esto es trabajando, óigase bien, ¡trabajando por la Paz!, ella no llega sola como por arte de magia, ni por nuestros quejidos. Las polaridades en los pensamientos ideológicos, religiosos y políticos no ayudan tampoco, se necesita una gran dosis de tolerancia. Depende de cada uno de nosotros llegar a la anhelada paz y seguridad. En cada uno de nuestros comportamientos diarios tenemos la posibilidad de contribuir para alcanzarla.Conozco mucha gente haciendo el bien, personalmente o por medio de fundaciones. Admiro muchos de ellos y ellas y aquí, desde esta columna quiero rendir un homenaje a sólo algunos, porque estoy consiente que son cientos de miles. A mi amigo Gonzalo Concha, mis respetos por su bella labor de educación en el campo a través de su Fundación Nuevo Hemisferio, gracias por haberme invitado a hacer parte de ella.A la hermana Alba Estela, ¡Bravo! Qué berraca labor la que hacés en el distrito, tenés más que ganado el premio, amiga. Bien por la familia Garcés que a través de la Fundación AlvarAlice están apoyándola en todos sus sueños. Bien por el viejo Maurice y sus aguerridas hijas que, a través de la Fundación Sidoc, han logrado mejorar la calidad de cientos de personas en la ladera de Siloé y facilitaron para que la Fundación Fanalca construyera ese bello parque sobre la avenida que ha sido una fuente de recreación para cientos de niños que a través del deporte se libran del flagelo de las drogas. Vallenpaz proyecto que visionó y materializó nuestro querido alcalde Rodrigo Guerrero ayuda a que los campesinos puedan comercializar sus productos sin tanto intermediario, qué linda labor. Obviamente, no se puede dejar de mencionar la excelentísima labor de la Fundación Carvajal que lleva décadas siendo ejemplo nacional de cómo una familia y su empresa devuelven bienestar a miles de familias.Hay muchísima más gente buena que mala, hay que contribuir para que lo bueno se contagie, siendo proactivos, saliéndonos de nuestro cómodo camino para construir un mejor país, que se hace de acciones. Bien por los proyectos de restitución de tierras y reparación de víctimas del Gobierno. Bien por todos los que trabajan haciendo el bien.Cabe plantearnos la pregunta y, ¿yo que estoy haciendo?

VER COMENTARIOS
Columnistas