Agua sin hambre

Febrero 07, 2017 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Esta es una historia real. La administración del aeropuerto de Rionegro llamó a la CAR de Antioquia preocupada por la calidad del agua que llegaba para el consumo del sitio. La autoridad ambiental subió a la montaña donde nacía y encontró que un campesino estaba talando el bosque, lo hacía para poner la papa en la mesa de su familia. Lo correcto sería que fuera sancionado. Pero finalmente lograron un arreglo basado en que se le pagaría para que en vez de tumbar, conservara y sembrara más árboles. Resuelto el asunto, agua sin hambre. Es imposible pretender que los campesinos no deforesten y ‘hagan’ fincas, es su sustento. De allí nace el proyecto BanCO2, el cual ya tiene varios aliados entre ellos uno muy importante, Bancolombia.Ahora se está implementando en el Valle del Cauca a través de la CVC y es una manera de tener el ambiente saludable. Acá ya se unieron empresas como Harinera del Valle, entre otras, para ‘pagar’ justamente por el agua. La participación de Bancolombia es vital, es la manera de hacerles llegar la plata a los campesinos que son capacitados para el manejo saludable del dinero y así sepan cómo usarlo para cubrir sus necesidades básicas y las de sus familias. Ojalá muchas empresas vallecaucanas también se unan al BanCO2 y de esa manera ayuden a conservar el líquido vital usado en sus industrias: el agua.Esta semana se declaró la Laguna de Sonso como área protegida por la organización Ramsar que se encarga de monitorear grandes humedales del planeta. Es una excelente noticia para el Valle ya que esa laguna es vital para la conservación de un ecosistema frágil, que fue intervenida hace poco por maquinaria pesada por unos irresponsables intentando secarla para extender la frontera de la caña. Sonso es el destino de miles de aves migratorias que la usan para descanso de sus largas travesías. Eso a su vez atrae muchísimo turismo de avistamiento y esos ‘místeres’ dejan buenos recursos económicos en la región. Bien por nuestra Corporación Autónoma en promover esta iniciativa y al doctor Materón por ponerse los pantalones en la recuperación de Sonso.Entonces no todas las noticias son malas para el medio ambiente, se están haciendo cosas positivas y el gobierno de Santos tiene como meta seguir decretando muchas más áreas protegidas especialmente en los páramos donde se fabrica nuestro medio de sustento: el agua.P.D. Vuelve y juega, el kilómetro 18 de la carretera al mar sigue siendo usado irresponsablemente por cientos de carros que se parquean a lado y lado con sus parlantes estridentes perturbando la tranquilidad de sus vecinos y de la flora y la fauna que les toca mamarse eso, ¿dónde están las autoridades? Parqueadas al lado hablando por sus celulares. ‘Figurita’, por favor, pilas con eso.

VER COMENTARIOS
Columnistas