Latino power

Latino power

Noviembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por: Melba Escobar

Antes de conocer Radio Ambulante no sabía lo que era un podcast. No sabía que se pueden hacer documentales de audio con sonidos de ambiente, la jerga de cada cual y la textura de las voces y sus cadencias. No sabía tampoco que cada país donde se habla español parece tener una lengua propia. Su manera de entonar, de cantar, machacar las palabras, o usar las expresiones más inverosímiles están ahí, en la voz. Todo eso vine a saberlo escuchando episodios de Radio Ambulante. radioambulante.org.Uno de los primeros episodios que escuché se llama ‘Nohemí’, y es la historia de una mujer que fue esclava doméstica. La historia de esta valiente colombiana permite ver la vida de cientos de miles de mujeres como ella. Pero no pensamos en cientos ni en miles, pensamos solo en Nohemí mientras la escuchamos y se nos va apretando un nudo en la garganta. Porque una sola historia vale más que la desangelada abstracción de las cifras a las que nos hemos acostumbrado. Una sola historia suele tener el ángel, la verdad y la humanidad suficientes para permitirnos ver eso que tan a menudo no vemos. Nohemí se salió de las estadísticas para contarnos su vida en primera persona, y de paso para enseñarnos que quien sabe perdonar y encontrar la redención propia nunca estará condenado. Lo mismo ocurre con ‘Los polizones’, dos hombres que migraron a los Estados Unidos en barco desde el Callao, en Perú, en un trayecto que tardó alrededor de un mes en condiciones insanas de hacinamiento y ayuno. Muchos años más tarde se cruzan en una calle de Nueva York, pero ya no son los mismos. Ya solo los une esa travesía tan cercana a la pesadilla que los llevó al otro mundo. Recuerdo la poética en ‘Somos fabricantes’, la historia de dos hermanos argentinos que de niños soñaron con crear un avión y hacerlo volar. Al final lo consiguieron. Una hazaña en la que invirtieron toda la fuerza y el tiempo de sus vidas, como en una suerte de apostolado místico. Cada una de las 70 historias de más de 20 países, entre las cuales hay varias colombianas: la del chamán a quien le pagan con dineros públicos para que evite la lluvia durante partidos de fútbol, conciertos y posesiones, la de la primera edición robada de ‘Cien años de soledad’ de García Márquez y su misteriosa aparición durante una feria del libro en Bogotá, la del hospital donde viven como ocupas los empleados que ahí trabajaron desde hace más de una década cuando la institución cerró sus puertas, o la de Puerto Berrío, donde los habitantes adoptan a los cadáveres N.N. que arrastra el río, para darles un nombre y cuidar de su descanso eterno, son historias que se asoman a las particularidades que tejen una identidad en medio de un discurso diverso y a la vez homogéneo en su calidez, magnetismo y vitalidad. Después de 5 años al aire, Radio Ambulante lanza hoy su alianza con NPR (National Public Radio), la radio pública de Estados Unidos, desde donde los 55 millones de hispanohablantes norteamericanos encontrarán un eco de sus propias voces en uno de los proyectos de periodismo más originales y potentes de los últimos tiempos. En la época de Donald Trump, este poder latino en expansión nunca había sido tan necesario. Se trata de darle voz a quienes no la tienen. Y una voz sin sentimentalismos folcloristas ni el inmediatismo de la prensa diaria. Es el rigor de contar las historias a profundidad y tan bien, que de lejos se cumple en ellas la máxima que dice “la realidad supera a la ficción”. Sigue en Twitter @melbaes

VER COMENTARIOS
Columnistas