Secretos, delirios y manzanas

Diciembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por: Medardo Arias Satizabal

En un mundo en el que los procesos de cocción de los alimentos se aceleran a niveles extremos, al igual que las ayudas de cocina, algunas naciones del mundo, como Italia, oponen a ese vértigo el poder de la tradición, el olor y el sabor de la comida preparada con lentitud, para esa fracción del mundo que no tiene prisa.Que sea una colombiana descendiente de italianos quien presenta un libro hecho con ‘recetas familiares’ y otras de su propia inspiración, tiene un doble significado para ambos mundos; el viejo, europeo, de aquellos pueblos aferrados a montañas donde se siembran aceitunas y perfumadas especias, y el latinoamericano, donde maduraron las memorias de aquellas cocinas, y donde fue posible remozarlas, enriquecerlas, con una mística amorosa.‘Los secretos de Anna María Ferraiuoli, Cocina Mediterránea’, es el título del libro que fue presentado el pasado 29 de noviembre en el Club Colombia.Antipastos, sopas, pastas, postres, carnes a la manera italiana como el ‘Muchacho Di Campagna’, entradas como el envoltini de berenjena y pescado, de su propia inspiración, así como el linguine con langosta, el tiramisú, hacen parte de este libro que es en sí mismo una revelación de secretos de cocina largamente guardados.En 160 páginas, con fotos de Guillermo Libreros y de su hija María Paulina Escobar, el libro tuvo la dirección editorial de Raúl Fernández de Soto. Se convierte en un aporte invaluable para la historia de la gastronomía, en un momento en que Cali es también capital de la buena mesa en América Latina.Al final de este 2013 hubo verdadera cosecha de libros en Cali; William Ospina presentó su ‘Pa’que acabe la vaina’ en el Jorge Isaacs. Me dice Armando Barona que uno de sus capítulos más interesantes tiene que ver con la vida del líder indígena Manuel Quintín Lame.El libro El Delirio de Cali, Vol.2, continúa rompiendo récords de ventas. La verdad, y esta afirmación no tiene qué ver con el hecho de estar antologado ahí, se trata de un libro sin antecedentes en la historia de Colombia. Por fin, teóricos notables de la salsa, dan a conocer su punto de vista acerca de la aparición y desarrollo de este ritmo en Cali y Colombia. Con prólogo de Antonio José Caballero, el colega que vino a despedirse festivamente de todos nosotros, trae las crónicas de María Elvira Bonilla, Luis Guillermo Restrepo, Gary Domínguez, Ossiel Villada, Richard Yory, Alejandro Ulloa. Luis Guillermo se aplica en un tema que es mito y leyenda en la ciudad, llevado a la literatura por Andrés Caicedo: la llegada de Ricardo ‘Richie’ Ray, esa primera impresión musical que causó en la juventud de fines de los 60 y los 70. La selección de fotos es lujosa, y en ella cooperó también Richard Yory junto a Carlos Molina, ‘El fotógrafo de la salsa’, y el excelente y prolijo archivo de El País.Finalmente, con el respaldo del Ministerio de Cultura, la Alcaldía de Cali, la Red de Bibliotecas y la Fundación Carvajal, se presentó el viernes pasado el libro ‘La vuelta a la manzana’, una memoria literaria de Cali, con textos de Jotamario Arbeláez, Omar Ortiz, Fernando Cruz Kronfly, Amparo Sinisterra de Carvajal, Germán Cuervo, Álvaro Gärtner, Darío Henao Restrepo, Julián Malatesta, Juan Fernando Merino, Fabio Martínez, Carmiña Navia, Umberto Valverde, León Octavio Osorno, Ana Milena Puerta, Mario Rey, Elvira Alejandra Quintero, Javier Tafur, Hernán Toro, Angela Tello y José Zuleta Ortiz, entre otros.La selección y edición fue tarea de Álvaro Suescún, Aníbal Tobón, Eduardo Márceles Daconte y Pepe Zuleta. Preparan ya ‘La vuelta a la manzana’ de Medellín y Bogotá, con autores de esas ciudades.

VER COMENTARIOS
Columnistas