Madrid se empelota

Madrid se empelota

Julio 07, 2016 - 12:00 a.m. Por: Medardo Arias Satizabal

Julio es el mes señalado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para autorizar, en todas las piscinas de la ciudad, “el día sin bañador”, una decisión opcional que toma fuerza, con el respaldo de la Asociación para el Desarrollo del Naturismo, ADN. Así lo explicó el presidente de ese conglomerado, Ismael Rodrigo: “El día elegido como Día sin bañador, que es un invento español, es el tercer domingo de julio”.La medida tiene antecedentes. Los madrileños recuerdan ahora la empelotada de los estudiantes de la Universidad Complutense, hace seis años. La viringuez mayor se llevará a cabo este año en la llamada Piscina de Peñuelas.“Lo que pretendemos con este día es educar”, dice Rodrigo, y agrega: “Estos son valores occidentales, incluso de los cristianos, si me apuras. El cuerpo no tiene nada criminalizable y la mejor manera que hemos encontrado de transmitirlo es esta, intentando no utilizar la ropa cuando no es necesaria, y en el baño no lo es, si acaso es una molestia porque se queda el bañador mojado. Es una costumbre construida con base en prejuicios…”El llamado naturista a andar en física bola en las piscinas, coincide con la apertura en Londres de un restaurante, el ‘Bunyadi’, donde se puede cenar a tres velas, y en pura piel. Los dueños de este singular negocio ya recibieron 46.000 peticiones de reserva, pues los comensales potenciales quieren experimentar cómo eso de entrarle al bife sin corbata, sin mancornas, y sólo con una servilleta entre las rodillas.Alguna vez hablé en Nueva York con Spencer Tunick, el fotógrafo que acaba de cometer la proeza de retratar a miles de rolos empelotos. Iba hacia Chile y México, a repetir esta experiencia. Me dijo que la gente quiere desvestirse y lo hace en más confianza delante de grandes grupos, porque de cierta manera “siente compañía, complicidad, y una sensación liberadora…”A diferencia de los españoles, los colombianos nos desvestimos menos en ríos y playas. España cuenta con un circuito grande de playas nudistas, con un termómetro que sube de intensidad a medida que avanza el verano. Por todo el Levante, en Málaga y las Baleares, así como en las Canarias, esas islas que Erasmo de Rotterdam ponderó en su ‘Elogio de la Locura’, ir desnudo es lo aceptable ahora. La Asociación para el Desarrollo del Naturismo cree que esta actitud es saludable, pone a un lado el estrés y contribuye a una sociedad más armónica consigo misma y con la naturaleza.El cambio en la temperatura del planeta, su calentamiento progresivo, permiten que un grupo como el ADN tenga peso hoy en las políticas públicas y desde la Dirección de Deportes de una ciudad como Madrid, la alcaldesa Carmena tome esta decisión.Razones como estas apoyan su discurso:“La desnudez es un recurso terapéutico y saludable a disposición de todo el mundo. Es accesible, gratuita, sincera, y además conlleva grandes beneficios para tu salud física y sicológica. Y por si fuera poco es completamente eco amigable ya que no genera ningún tipo de residuos o deshechos; es 100% natural, y tampoco genera dependencia. Estimula el coqueteo entre tus propias neuronas. Pediatras afirman que los niños deben darse una buena dosis de desnudez diaria ya que esto mejorará el desarrollo de sus cerebros, y consecuentemente ello permite que la neuroconectividad, fluya. La estimulación en tu piel desnuda ayudará a combatir desórdenes mentales, a mejorar tu circulación sanguínea, y a drenar con mayor fluidez tu sistema linfático. Tu cuerpo y tu mente son uno. Está comprobado que aquellas personas que se desnudan con mayor frecuencia para realizar actividades cotidianas (cocinar, desayunar, limpiar la casa) adquieren una conciencia más nítida de su cuerpo, y al estar realizando acciones que implican una coordinación psico motriz contrastan con mayor claridad el funcionamiento del mismo…”Sigue en Twitter @cabomarzo

VER COMENTARIOS
Columnistas