Homenaje al Gallito

Homenaje al Gallito

Marzo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por: Medardo Arias Satizabal

En su tarea al frente de la defensa de los derechos civiles de las minorías, el congresista demócrata Luis Gutiérrez, hijo de padres puertorriqueños, surgió de Lincoln Park, la barriada borinqueña de Chicago.Reconocido como ‘El campeón indiscutible de la Reforma Migratoria’, este representante de Illinois se convirtió en una figura familiar para los inmigrantes de origen hispano. Las razones para el reconocimiento son múltiples: es quien más aboga en el Congreso estadounidense para regularizar la residencia permanente de miles de inmigrantes que cruzaron el desierto de Arizona en busca de una mejor vida en los Estados Unidos.De origen puertorriqueño nació el 10 de diciembre de 1953, y aunque muchos en su lucha por rebatir sus puntos de vista lo acusan de ser “más norteamericano que latino”, Luis Vicente Gutiérrez dice que los puertorriqueños lo son siempre, “aunque nazcan en la luna…” para parodiar los versos de Roy Brown.Le ha tocado a Gutiérrez, servir en uno de los estados con más presencia migratoria. Illinois es destino de miles de mexicanos, asentados hoy no sólo en Chicago sino en muchas de las poblaciones de esta región estadounidense de gran potencial agrario. Aquí, las plantaciones de maíz son despensa del resto de la nación y el trabajo abunda en tiempos de cosecha.Pero su compromiso va a veces más allá de la temeridad. Fue arrestado frente a la Casa Blanca por encabezar una protesta de inmigrantes. Se mantiene incólume en el Congreso desde 1993; fue el primer latino elegido para esta representación política, en el Medio Oeste. Desde 1986 es miembro del Concejo de Chicago, ciudad donde la comunidad puertorriqueña tiene fuerte presencia. Gutiérrez ha sido un defensor de la independencia de Puerto Rico, y se unió de manera decidida a la causa de Vieques. Como vocero de los Derechos Civiles en EE.UU., ha sido comparado con el reverendo Martin Luther King, Jr., en su afán por reclamar desde la no violencia y la desobediencia civil.En algunos sectores hispanos es reconocido como ‘El Gallito’, por su combativa oratoria, su permanente vocación de lucha por la comunidad inmigrante. Nació y creció en el vecindario de Lincoln Park en Chicago, zona de clase trabajadora, donde se cuelga la ropa en los balcones y la desesperanza está a la orden del día. Su madre trabajó en una fábrica y su padre fue chófer de taxi. Después de asistir a la escuela secundaria de St.Michael, la familia se mudó al pueblo natal, a San Sebastián, Puerto Rico. Regresó a Chicago en 1974 y se matriculó en la Northeastern Illinois University. Como estudiante fue activista por la justicia social y animó la creación de la publicación ‘Que ondee sola’, en alusión a la bandera de Puerto Rico. Fue presidente de la Unión de Estudiantes Puertorriqueños. El 21 de marzo de 2010 encabezó la llamada Marcha por América, la cual llegó hasta el Capitolio en Washington con al menos 200 mil personas.Gutiérrez invocó el Dream Act para amparar a miles de jóvenes hijos de inmigrantes que adelantan estudios en escuelas secundarias y en universidades de los Estados Unidos. Como parodiando a los versos criollos del ‘Buen Borincano’, donde se afirma: “Como yo no soy de piedra/ algún día moriré/ y a mi borincana tierra/ mis despojos le daré…enterradme donde quieran/ pero sí en mi Borinquen…”, Gutiérrez dice: “Para mí es muy importante que se respete a esa isla tan bella, a la que quiero tanto. Quiero que un día mis restos descansen all텔

VER COMENTARIOS
Columnistas