Fútbol y sancocho

Julio 08, 2010 - 12:00 a.m. Por: Medardo Arias Satizabal

No por azar la guerra y el reino animal se juntan en el fútbol, donde es común oír hablar de heroísmo, patrias salvadas, mordidas de polvo. Los últimos jugadores argentinos traídos a Colombia, tenían en cuenta decirles a los medios que llegaban, humildemente, "como un soldado más…", no se fuera a creer que venían a mandar en la cancha, a decretar servidumbre en los otros jugadores.Maradona, no se sabe si por el clima de África, o inspirado por las primeras victorias, dijo que tenía 23 fieras, las mismas que, con la mansedumbre de los corderos, abordaron el avión de retorno a Buenos Aires.En este matrimonio de guerra y reino animal, el fútbol nos ha mostrado un ‘Caimán’ Sánchez, un ‘Oso’ Segovia, un ‘Palomo’ Usuriaga, un ‘Conejo’ Pérez y un ‘Tiburón’ Mina Polo, que pueden elevar la moral nacional a la hora de una conflagración con Venezuela, si el Ejército convoca al ‘Rifle’ Andrade, al ‘Misil’ Restrepo, al ‘Bombardero’ Valenciano y al ‘Panzer’ Carvajal.Creo que no hemos aprovechado suficientemente las gracias que nos depara el reino animal aplicado al fútbol, virtudes que debemos tener en cuenta para el próximo Mundial. Saber por ejemplo, qué nos pueden aportar ‘La Chigüirina’, del ‘Chigüiro’ Benítez, el comportamiento felino del ‘Tigre’ Castillo, las argucias de ‘Alcatraz’ García, la velocidad de la ‘Coneja’ Acosta o la agresividad de la ‘Piraña’ Díaz. Estoy seguro que estamos desperdiciando esta fuente natural y ecológica de talento colombiano.Necesitamos un entrenador que encause, hacia el fútbol, la astucia de la ‘Rata’ Gallegos, la modorra calculada del ‘Perico’ Pérez, el vuelo silente pero efectivo de la ‘Mosca’ Caicedo, y el desplazamiento sutil del ‘Pescadito’ Calero. De la guerra hemos tenido instructores inolvidables. ¿Se acuerdan del ‘Tanque’ Olmos, ‘Martillo’ Penagos, y Luis Eduardo Reyes, el ‘Hombre de Hierro’? En esto de milicia, Argentina dio línea, con el ‘Soldado’ Savagno, el ‘Policía’ Alzamendi, la ‘Muralla’ Pascutini, el ‘Búfalo’ Funes y el ‘Caballo’ Lorea.Como no todo puede ser guerra, y al pan hay que ponerle circo, podemos diseñar una estrategia lúdica, hacia el fútbol, que incluya las gracias del ‘Muelón’ Sánchez, combinadas con el potencial histriónico de los ‘Magos’ Loayza y Capria, la ‘Foca’ Landaburu, el ‘Camello’ Soto, el ‘Pitufo’ de Ávila, la ‘Bruja’ Verón, el ‘Piojo’ Yudica y la ‘Pulga’ Messi, estos últimos con función especial en el trapecio, salto al vacío sin red, con apariciones esporádicas, bajo carpa, del ‘Pato’ Colman. Lo que iba a pasar en este Mundial, por ejemplo, ya podíamos anticiparlo con ‘África’ Umaña. Pero no le preguntamos nada, y preferimos la táctica del pasado, la que nos mantiene todavía en el burro; o sea, la del ‘Machete’ Segrera, y la de las apariencias, la que bien representa la ‘Barbie’ Hernández.Está probado que el fútbol, como la vida, es una disciplina que requiere también un poco de locura para hacerla llevadera. Prueba de ello fue lo que nos deparó el ‘Loco’ Higuita, sin cuyas salidas dementes no estaríamos inscritos en la página de oro de Wembley, con ‘El Alacrán’. Debemos tenerlo como consejero si queremos llegar al próximo Mundial. Sin olvidar las enseñanzas del ‘Loco’ Corbata, las atrapadas del ‘Loco’ Gatti, los contragolpes delirantes del ‘Loco’ Biela, las jugadas imposibles del ‘Loco’ Palermo y el pundonor, nunca bien ponderado, del ‘Loco’ Sanclemente.Es lo que necesita nuestro fútbol, alegría, felicidad, todo en la olla, como en sancocho, con las recetas de ‘Cocina’ Barona. Así, algún día podremos brindar, porque la copa sigue lejana. Está probado que por hoy seguimos brindando con el ‘Pocillo López’, y a oscuras, porque no nos alumbra ‘Bombillo’ Castro.

VER COMENTARIOS
Columnistas