Mentir para desprestigiar a la patria

Mentir para desprestigiar a la patria

Junio 11, 2017 - 06:50 a.m. Por: Mauricio Cabrera Galvis

Que un colombiano hable mal de su país en el exterior es criticable por aquello de que la ropa sucia se lava en casa. Que lo haga un expresidente que además es el caudillo de un grupo político que aspira volver al poder, es hacer daño al país porque destruye la confianza de los inversionistas; además es escupir para arriba porque si logra llegar al gobierno va a sufrir las consecuencias del desprestigio que trató de crear.

Lo que es inaceptable y traición a la patria es que por celos políticos, por querer dañar la imagen del gobierno, se hable mal del país con mentiras y falsedades. Es lo que acaba de hacer el expresidente envidioso y mentiroso en un foro europeo. Se fue hasta Atenas para hablar cinco minutos y pintar a Colombia como un país mafioso y fracasado. Analicemos con datos algunas de sus afirmaciones.

“La minería ilegal y el narcotráfico son los únicos sectores de la economía que están creciendo”. Mentira. El año pasado crecieron todos los sectores de la producción excepto la minería; el primer trimestre de este año crecieron mucho la agricultura (7,7%) y el sector financiero(4,4%) y un poco menos la industria (0,3%) y los servicios (2,2%).

“Somos la cuarta economía del mundo con el mayor nivel de impuestos”. Mentira. El recaudo de impuestos como proporción del PIB en Colombia (19%) es mucho más bajo que en todos los países de la Ocde (37%), y menor que el promedio de América Latina (21%).

“Desempeño negativo en confianza inversionista”. La inversión extranjera en Colombia aumentó el año pasado (llegó a US$13.600 millones), mientras que el promedio de esa inversión en el gobierno de la “confianza inversionista” solo fue US$2.700 millones, es decir la quinta parte. Además los fondos extranjeros siguen comprando en Colombia y hoy tienen el 26% de la deuda pública (lo cual es riesgoso).

“El año pasado por primera vez vimos un declive en formación bruta de capital fijo en 3,6%”. Mentira. En el 2009 la caída en la formación bruta de capital fue de 4,1%. Además el dato del año pasado está fuera de contexto. Por la debilidad de la economía mundial la inversión total se redujo en todos los países de América Latina, pero en Colombia fue donde menos lo hizo y en el país el nivel de la inversión (27% del PIB) siguen siendo el más alto de la región que en promedio es menos del 20%.

“Muchas áreas del país están bajo el control de grupos terroristas”. Mentira. Con la desmovilización de las Farc el Estado recuperó el control de la mayor parte del territorio, a pesar de los intentos ELN y de los herederos de los paramilitares por copar esos espacios.

“El año pasado vimos un aumento en la extorsión de 236%; tenemos 5418 casos”. Mentira. Según las cifras del Gaula el año pasado hubo una reducción en el número de denuncias por extorsión del 14,4%. También se han reducido los homicidios y los secuestros como consecuencia del fin del conflicto con las Farc.

“Las Farc son el mayor cartel de narcotráfico del mundo”. Mentira. Aún antes de desmovilizarse el papel de las Farc en el narcotráfico era muy inferior al de los carteles mexicanos, y después de la desmovilización y sin armas solo las disidencias, que son minoritarias, han continuado en el negocio de la droga.

¡No hay derecho a tanta infamia! Hasta cuándo los colombianos tendremos que seguir soportando que por la envidia de ese señor se perjudique al país.

VER COMENTARIOS
Columnistas