Sin permiso y con licencia

Sin permiso y con licencia

Noviembre 13, 2017 - 11:55 p.m. Por: Mario Fernando Prado

Se está volviendo moda en Cali hacer obras sin llenar los requisitos exigidos por Planeación , entidad que se quieren pasar por la faja en todos los estratos creyendo que por los padrinazgos, las mermeladas y las vistas gordas las autoridades se harán las pendejas.

Aquí se parodia el estribillo de José Alfredo Jiménez en su traqueto-ranchera: “con permiso y sin licencia, hago siempre lo que quiero y mi palabra es la leyyyyy” y para muestra los miles de botones de invasiones del espacio público, construcciones irregulares y ni para qué sigo.

Uno de estos exabruptos se está comenzando a perpetrar en la gigantesca mole que iba a ser el Hotel Hilton en la avenida Colombia y que se malogró convirtiéndose en locales, centro de convenciones y edificio de apartamentos. En esto último hay una zona húmeda -que llaman ahora- y un espacio para juegos infantiles.

Pues bien o mejor pues mal: precisamente allí en esa zonita verde la empresa dueña de los locales está instalando unos espantosos ‘conteiner’ en los que se cocinarían unas viandas volviendo ese espacio una plazoleta de comidas .

Según los habitantes de los 85 apartamentos que allí viven, echarle mano a casi 500 metros que hoy son un lugar de solaz para los infantes que retozan en esa especie de jardín es un total abuso contra esos menores e invadir la zona de parqueo aledaña es dejar sin parqueo locales como Claro, Carulla, Best One y otros más máxime cuando dispusieron cobrar el parqueo interno a toda la clientela de los locales en cuestión.

Dicen los administradores de la parte comercial del edificio que esos terrenos les pertenecen y pueden hacer con ellos lo que les dé la gana. Pero existe por parte de la copropiedad residencial un derecho adquirido porque que llevan más de quince años de posesión regular de esa zona, lo que para muchos es una flagrante y clara violación al derecho de los niños .

Lo otro es que ya Planeación se pronunció y dijo que no autorizaba lo que ya se está haciendo, tipificándole una situación jurídica irrespetuosa y violatoria de la autoridad. Y falta la opinión del Tránsito que tampoco va a dar su visto bueno para permitir que la Avenida Colombia se congestione todavía más habida cuenta la entrada y salida de vehículos en una curva de difícil visibilidad y peor aún, maniobravilidad.

Para rematar, sucede que este predio no tiene matrícula inmobiliaria o número catastral independiente y creo que necesitaría de la aquiescencia de los habitantes de los 84 apartamentos que no van a permitir que se sacrifique el espacio para sus niños para que se monte allí lo que dicen será una sancochería y generará una polución visual y olfativa y más trancones en una vía que requiere mejorar su movilidad y no seguir entorpeciéndola como lo pretenden quienes llaman unos avivados personajes.

PD: quedo a la espera de otra exigencia de rectificación y/o retractación so pena que por transmitir un sentir ciudadano perfectamente válido y dar mi opinión, me entutelen, me denuncien y me manden a la cárcel, porque opinar se volvió un delito...

VER COMENTARIOS
Columnistas