Más atracos en la vía al mar

Julio 03, 2017 - 11:55 p.m. Por: Mario Fernando Prado

Si bien y como lo hemos reconocido en su momento, los trancones en el escaso tramo de la Portada al Mar al Kilómetros 18 han disminuido por una oportuna presencia de los guardas de Tránsito y la Policía de carreteras, el sábado al medio día se presentó una vez más un paso de tortuga que se ha vuelto de común ocurrencia.

Tres camiones subiendo obstaculizaron la movilidad con su lentísimo andar produciendo un colapso en la vía que hizo durar una eternidad: un recorrido que no debe tardar más de 25 minutos -debido a estos vehículos- se demoró más de una hora.

Hay que anotar que ni en la Portada ni en el retén forestal ni en el puesto de Policía de El Saladito había autoridad alguna (bueno, en este último vi tres motos cómodamente parqueadas, pero sus ocupantes -según me contaron- se encontraban adentro de la estación haciendo quién sabe qué).

En muchas oportunidades he propuesto que se prohíba el tráfico pesado entre el sábado a las 8:00 de la mañana y el domingo -o el lunes cuando es puente- a las 11:00 de la noche subiendo y bajando, pero nadie ha atendido esta sugerencia. Es más, estos pocos kilómetros ameritan una vigilancia permanente de una moto con sus dos ocupantes recorriendo la vía de manera constante, y tampoco.

No sé si por esta razón los atracadores, al advertir que ese sábado no había vigilancia alguna, se envalentonaron para perpetrar sus fechorías y, aprovechando las horas de más afluencia vehicular cometieron los asaltos de siempre con tan mala suerte que se metieron con alguien muy pesado que desenfundó su arma y disparó en varias oportunidades generándose una situación de caos y pánico colectivo.

Me dicen que la vía se cerró porque se aplicó un plan candado, que hasta el nuevo helicóptero de la administración se hizo presente y que al puesto de salud de Terrón Colorado llegaron dos policías heridos.

Este ‘run-run’ sería bueno aclararlo para que el tema no se viralice y se genere una histeria colectiva como ha sucedido en anteriores ocasiones.

Lo cierto es que hace falta presencia permanente -repito- de la Policía en el sector, que los puestos policiales tengan uniformados realizando labores de seguridad y control y que no suceda como siempre que se envía la Fuerza Pública a apagar el incendio “para que no joda más ese Sirirí” -como comentó un anterior comandante de la Policía Metropolitana- y a los pocos días, ni más.

***

PD: Se vuelve a presentar el cantante Ricardo Arjona en Cali, el mismo que hace varios años no pagó la cuenta de su estadía y quedó debiendo 25 millones de pesos en un Tongo-le-dio Borondongo entre el vocalista y su empresario.

Ojalá no se vuelva a presentar la misma ‘conejiada’ de la vez anterior, cancelando la vieja cuenta y honrando su palabra porque si no lo hace, ¿quién va a creer las letras de sus canciones?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad