De recreo con Mafalda

De recreo con Mafalda

Mayo 23, 2014 - 12:00 a.m. Por: María Elvira Bonilla

Coincidieron los 50 años de aparición de Mafalda con la entrega del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014, a su padre, el dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado, mundialmente conocido como Quino.Quino, según el jurado presidido por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha del Premio, alcanzó fama internacional con la creación del universo de Mafalda, una niña que percibe la complejidad del mundo desde la sencillez de los ojos infantiles. Mafalda, la principal protagonista del trabajo creativo de Quino, es inteligente, irónica, inconformista, contestataria y sensible. Sueña con un mundo más digno, justo y respetuoso con los derechos humanos. Los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento. La obra de Quino conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, lo que revela su dimensión universal. Sus personajes trascienden cualquier geografía, edad y condición social.Por esto, en estas horas de oscuridad y torpeza inmediatista y alevosa, contraria a la lucidez y el respeto que debería iluminar el momento que vive Colombia, bien vale la pena no solo recordar a Quino sino retomar algunas de sus frases célebres llenas de humor y profundidad. Pido entonces recreo. Si, recreo para no seguir rabiando en público, ni atropellar con nuevos y reiterativos análisis para intentar descifrar el lodo político y mediático en el que nos encontramos, y cederle mejor el espacio a la simplicidad sabia de Mafalda, esa niña aún no aturdida por el bombardeo virtual ni los juegos tramposos de internet cuando los niños eran más niños en el mundo ya lejano de hace ya cinco décadas cuando nació la intrépida Mafalda.Una sabiduría siempre oportuna con afirmaciones como estas: “¿Por dónde hay que empujar este país para llevarlo adelante?”.“¡Que levanten la mano los que estén hartos de ver el mundo manejado con los pies!”. “Admitir que se está equivocado es el harakiri del orgullo”.“Los cheques de tus burlas no tienen fondos en el banco de mi ánimo”. “Ni mi papá ni mi maestra dormirían tranquilos sabiendo que inculcan cosas que no funcionan”.“La vida es linda, lo malo es que muchos confunden lindo con fácil”.“Comienza el día con una sonrisa, verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo”.“¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?”.“Lo malo de los medios masivos de comunicación es que no nos dejan tiempo para comunicarnos con nosotros”.“Sería lindo despertar un día y encontrarse con que la vida de uno, depende de uno”.“¿Y si antes de hacer lo que tenemos que hacer, empezamos por lo que tendríamos que haber hecho?”.“Yo confío, tú confías, él confía, nosotros confiamos, vosotros confiáis…Qué manga de ingenuos ¿no?”.“Nadie pueda amasar una fortuna sin hacer harina a los demás”.“Y estos derechos... a respetarlos, ¿eh? ¡No vaya a pasar como con los diez mandamientos!”.Lástima que ese mundo que propone Quino con su «¡Sí a la democracia! ¡Sí a la justicia! ¡Sí a la libertad! ¡Sí a la vida!», esté tan lejos del nuestro.

VER COMENTARIOS
Columnistas