Polvorín en Cachemira

Polvorín en Cachemira

Septiembre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por: Marcos Peckel

Hace varias semanas se presentan a diario incidentes violentos en la región de Cachemira, al noroccidente de la India que han causado decenas de muertos y centenares de civiles arrestados por las fuerzas de seguridad de la India, las cuales también han sufrido un número importante de heridos en estos altercados con la población. El sábado anterior durante la celebración musulmana del Eid al final del mes sagrado del Ramadán, miles de personas salieron a protestar contra la dominación India y por la independencia de este territorio de 9 millones de habitantes y casi del tamaño de Inglaterra.Este es otro conflicto legado de la larga dominación británica sobre el subcontinente indio, durante la cual la corona fomentó el enfrentamiento entre hindúes y musulmanes. El dominio inglés concluyó en 1947 con un acto del parlamento de ese país que decretó la partición entre India y Pakistán, este último de los musulmanes del subcontinente. En 1971 Pakistán Oriental se secesionó creando el estado de Bangladesh. Cachemira, de mayoría musulmana, pero regida al momento de la partición por un maharajá hindú decidió adherir a la India lo que no ha sido nunca reconocido por Pakistán que esperaba que adhiriera a ella. Desde entonces Pakistán e India han sostenido dos guerras por este territorio, en 1947 y en 1965, en la primera de las cuales Pakistán ocupó un tercio de Cachemira, dividida desde entonces por la llamada Línea de Control.La ONU ha invocado la realización de un referendo para que sea la población la que decida su futuro, el cual no ha sido llevado a cabo por la India.Desde Cachemira operan además grupos terroristas islámicos que han cometido graves atentados en la India como los ataques al parlamento en Delhi en 2002 y a la ciudad de Mumbai en 2008. Estos grupos, principalmente el Lashkar –E-Taiba -Soldados de lo Puro- son, según el gobierno indio, apoyados por los servicios secretos pakistaníes. El ataque en 2002 estuvo a punto de desatar otra guerra entre los dos vecinos, al poco tiempo de haber ambos ensayado armas nucleares. Es un conflicto donde las fórmulas de solución difícilmente podrían ser aceptadas por las partes. Si se hace el referendo exigido por la ONU, es probable que la población vote por la independencia de la India, lo cual no es aceptado ni por esa nación, ni por Pakistán. Por otro lado las negociaciones entre estos dos países están estancadas ante la imposibilidad de llegar a un compromiso. Pakistán aspira a quedarse con Cachemira, mientras que la India aceptaría la actual Línea de Control como frontera definitiva lo cual Pakistán rechaza. El conflicto de Cachemira tampoco se puede desconectar del actual enfrentamiento entre el mundo islámico y occidente, reflejado en temas como el Centro Córdoba en Nueva York y las restricciones a símbolos islámicos en Europa, pues la mayoría hinduista de la India, cada vez más cercana a occidente, ha tenido una conflictiva relación con el Islam.El conflicto indo-pakistaní sobre Cachemira es una pelea entre hermanos, que tienen armas atómicas y la Biblia ya nos enseñó que tan lejos pueden llegar los hermanos en sus peleas.

VER COMENTARIOS
Columnistas