Juicio a un terrorista

Noviembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por: Marcos Peckel

Se inició en París el juicio a Ilich Ramírez Sánchez, más conocido como ‘El Chacal’, quien ya cumple una pena de cadena perpetua por el asesinato en los años 70 de dos policías y un civil en Francia. En el nuevo juicio se le acusa de haber cometido en 1982 sendos atentados terroristas en Francia a dos trenes y una estación ferroviaria que dejaron un saldo de 11 muertos.Era un época donde el terrorismo de grupos de izquierda asolaba a Europa, desde la banda alemana Bader Meinhof, las brigadas rojas en Italia, Eta y el Grapo en España, hasta el Ejército Rojo japonés y un amplio espectro de organizaciones terroristas palestinas. En América Latina proliferaban las guerrillas marxistas unas de orientación campesina, otras urbanas, inspiradas por el triunfo de los ‘barbudos’ de Sierra Morena que se tomaron el poder en Cuba. Eran también los años más álgidos de la Guerra Fría cuando varias de estas organizaciones recibían apoyo de la todopoderosa KGB soviética.Estas agrupaciones colaboraban entre sí, principalmente en lo referente a la causa palestina. El secuestro del avión de Air France a Entebe, Uganda, fue cometido por un comando palestino en el que participaron alemanes de Bader Meinhof. Fueron terroristas del Ejército Rojo japonés quienes cometieron la masacre en el aeropuerto de Lod en Israel con un saldo de 26 peregrinos portorriqueños asesinados en la sala de emigración.Secuestros de aviones, asesinatos de políticos, industriales y diplomáticos, secuestros por dinero o para canje por prisioneros, masacres de civiles en sitios públicos, especialmente relacionados con Israel, atentados con bomba y acciones similares constituyeron el modus operandi de estas organizaciones terroristas, que hicieron de una ideología una maquinaria de muerte.Pero sin lugar a dudas fue Carlos ‘El Chacal’ quien se convirtió en la leyenda máxima del terrorismo marxista de aquellos días. Hijo de un abogado comunista que les puso a sus hijos los nombres de Vladimir, Ilich y Lenin, Ramírez Sánchez. ‘El Chacal’ alcanzó su notoriedad con el golpe perpetrado en 1975 contra la reunión de ministros de la Opep en Viena, a la cabeza de un comando del marxista Frente Popular para la Liberación de Palestina. 42 rehenes fueron trasladados a Argel para ser canjeados por dinero y prisioneros en cárceles europeas. Durante el asalto, ‘El Chacal’ se dedicó al firmar autógrafos, conversar con sus rehenes y posar para la prensa. El ‘terrorismo mediático’, el mismo usado por el M19 en la Embajada dominicana en Bogotá.En reciente entrevista al diario Venezolano El Nacional, Ramírez se ufanó de haber cometido más de 100 golpes, donde murieron unas dos mil personas de los cuales en palabras suyas “solo el 10% eran civiles”. ‘El Chacal’ seguramente es presa del delirio, producto de llevar 17 años en la cárcel, exagerando su prontuario terrorista, aunque sigue fiel a sus principios, pues se auto proclamó “revolucionario profesional” en la apertura de este nuevo juicio, que además coincide con la desaparición de un contemporáneo regional suyo, de igual ideología y similar origen burgués, Guillermo León Sáenz Vargas, alias Alfonso Cano. El Chacal seguramente terminará sus días en una mazmorra francesa alardeando de sus actos en favor de los “oprimidos”. Un símil suyo, también terrorista global, de ideología radicalmente diferente, Osama Bin Laden, terminó los suyos en el fondo del mar tras ser ajusticiado en su casa en Pakistán.Al estar vivo aún, la trágica leyenda de ‘El Chacal’ continúa.

VER COMENTARIOS
Columnistas