Cuando caen los cabecillas

Cuando caen los cabecillas

Septiembre 27, 2010 - 12:00 a.m. Por: Marcos Peckel

Cayó el ‘Mono Jojoy’ en una brillante operación de las Fuerzas Armadas y proliferan los análisis y conjeturas de que pasará con las FARC como consecuencia de la muerte de su máximo estratega militar. La respuesta depende de demasiados factores por lo que lanzar un veredicto definitivo no es más que especular. Eliminar actores no estatales, especialmente aquellos que llevan tantos años en la clandestinidad y en la lucha contra el Estado, es un proceso largo, complejo y con un muy incierto final.Para no ir muy lejos, en Colombia, como resultado de la operación Anorí contra el ELN en 1972 donde fueron dados de baja sus principales cabecillas, los hermanos Vásquez Castaño, y dos años más tarde con la muerte de Domingo Laín, se asumió que el ELN llegaba a su fin. Sin embargo no ha sido así y las circunstancias posteriores permitieron el renacer de esta guerrilla, producto de las extorsiones a la Manessman y otros factores. La misma esperanza del final surgió en 1998, con la muerte del ‘cura Pérez’. Sin embargo a pesar de todos los golpes el ELN no ha desaparecido.En Gaza, Israel ha dado muerte a los máximos líderes de Hamas sin que esto haya tenido un efecto significativo sobre el movimiento. El líder militar y ‘padre’ del terrorismo suicida Yahya Ayyash fue muerto en 1996 cuando su celular le explotó en su cabeza. En 2004, el fundador de este movimiento, Sheik Ahmed Yassin, y su sucesor Ahmed al Rantissi fueron igualmente eliminados con operaciones quirúrgicas desde aviones F16. Sin embargo el movimiento se ha sobrepuesto a la muerte de sus líderes gracias a un liderazgo que mantiene a la sombra para reemplazar a los muertos.En 1992 Israel dio muerte al líder máximo de Hezbola, Abbas Musawi, el cual fue reemplazado por Hassan Nassrala y el movimiento lejos de debilitarse por la pérdida de su líder, se fortaleció sustancialmente.Por otro lado en Perú, en 1992, una vez capturado Abimael Guzmán, líder máximo del maoísta Sendero Luminoso, este movimiento prácticamente desapareció.En 1999 Los servicios de inteligencia turcos capturaron al máximo líder del movimiento separatista kurdo PKK, Abdulá Ocalán, y aunque esta organización redujo por un tiempo sus acciones contra el régimen de Ankara, posteriormente se reorganizó y en los últimos años ha incrementado su campaña por Kurdistán.En la India donde la insurgencia Maoísta arrecia en varios estados, varios de sus líderes han sido arrestados o muertos sin que esto haya afectado la capacidad operativa del movimiento.La supervivencia de un movimiento armado ilegal a la muerte de sus líderes depende de demasiados factores; qué tanto apoyo tiene de la población, cómo están organizados sus cuadros para reponerse a la muerte de sus líderes, su cohesión interna, el debate al interior del movimiento entre los ‘troperos’ y los ‘políticos’, la posibilidad de continuar financiándose por medios ilegales, el liderazgo a la sombra que puedan tener, la geografía, su idiosincrasia e ideología, la posición de la opinión pública frente al conflicto, la justicia de su causa,las acciones que emprenda el Estado, el apoyo que tengan del exterior, las opciones de una negociación, etc.¿Qué pasará entonces con las FARC post Jojoy? Simplemente no se sabe.

VER COMENTARIOS
Columnistas