69 años de Israel

69 años de Israel

Mayo 03, 2017 - 12:23 a.m. Por: Marcos Peckel

El 2 de mayo, de acuerdo con el calendario hebreo lunar, el Estado de Israel cumplió 69 años de vida, desde aquel 14 de mayo de 1948 en que David Ben Gurión, su primer primer ministro, declarara la independencia del nuevo país.

Todo había comenzado en 1897 en la ciudad suiza de Basilea donde convino el primer congreso sionista, que congregó representantes de las comunidades judías del mundo, y en el cual se tomó la decisión de restablecer el estado judío en la tierra ancestral. Como acciones conducentes hacia ese objetivo se determinó revivir la lengua hebrea, fomentar la emigración de judíos, generar fuentes económicas y obtener apoyo diplomático.

Frente a estos desafíos el movimiento sionista fue muy exitoso, especialmente en obtener apoyo diplomático, el cual quedó plasmado en el texto del mandato británico sobre Palestina –nombre que el imperio romano le asignó a la tierra de Israel-, otorgado a Inglaterra por la Liga de las Naciones, organismo que encaraba el derecho internacional surgido en el mundo tras la Primera Guerra Mundial. El texto del mandato reconocía el vínculo histórico del pueblo judío con la tierra de Israel y ordenaba a Inglaterra “hacer todo lo necesario para que se creara allí un hogar nacional para el pueblo judío”.

El mandato concluye con la Resolución 181 de la Asamblea General de Naciones Unidas del 29 de noviembre de 1947 que estableció la partición de Palestina en dos estados, uno para los judíos y otros para los árabes. La guerra que al nuevo Estado le declararon los países árabes impidió la creación del estado árabe-palestino, lo que hasta el sol de hoy y a pesar de numerosos procesos de paz, no se ha logrado.

Son múltiples los logros que exhibe Israel en sus 69 años. Tres universidades entre las 100 mejores del mundo, doce premios Nobel, ocho en ciencias, líder global en innovación en telecomunicaciones, agricultura, medio ambiente, energías alternativas, agua, medicina, farmacéutica y militar. Israel ha absorbido millones de emigrantes de más de 100 países, es una democracia vibrante, incluyente, participativa y ejemplar en una región donde la democracia es un lujo, se ubica entre los primeros 20 países en el Índice de Desarrollo Humano y es miembro de la Ocde.

Cabe destacar las estrechas relaciones que tiene Israel con los grandes países de Asia como China, Japón, Corea del Sur, India y Vietnam, además de sus aliados tradicionales en Europa y las Américas y tras sobrevivir guerras convencionales con sus vecinos árabes, Israel mantiene estratégicos acuerdos de paz con Egipto y Jordania y colaboración en seguridad con los países del Golfo.

Como cualquier país Israel enfrenta nubarrones y desafíos. A nivel interno, la alta desigualdad social. En el terreno de la seguridad, el constante riesgo de guerras no convencionales con Hezbollah y Hamas, y la creciente amenaza de un envalentonado Irán que reitera una y otra vez su objetivo de aniquilar al Estado judío. En el campo diplomático una persistente estigmatización por parte de organismos internacionales.

La principal asignatura pendiente de Israel es la paz con el pueblo palestino con base en la solución de dos Estados. Lamentablemente las perspectivas de un acuerdo son minúsculas, por la perniciosa división palestina entre Hamas y Fatah, la complejidad de los temas de la negociación y la vorágine en que se ha convertido la región tras el estallido de la ‘primavera árabe’. Habrá que ver si Trump logra lo que sus antecesores no pudieron: la elusiva paz entre Israel y Palestina para celebrarla en un próximo aniversario.

Sigue en Twitter @marcospeckel

VER COMENTARIOS
Columnistas