2012 Global

2012 Global

Diciembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por: Marcos Peckel

El año que termina será recordado por el paso del arado sobre grandes extensiones del globo terráqueo arrastrado por los bueyes de un profundo descontento global de las sociedades ricas y pobres, contra el Estado, contra el sistema capitalista, contra los políticos, contra la desigualdad, contra la corrupción, contra todo. En el 2012 comenzarán a germinar los frutos, dulces o amargos, en estas removidas tierras. El centro de gravedad del planeta sigue moviéndose hacia oriente y mucho de lo que ocurra dependerá de China. Habrá cambio de guardia en el Congreso del todopoderoso Partido Comunista, y los temas de la creciente inflación, la subvaluada moneda, el desacelere económico y los libertados ciudadanos ocuparán un lugar central en la agenda del coloso.Europa cayó en una profunda crisis económica y de identidad, se desnudaron las falencias de una integración incapaz de tomar las decisiones requeridas para solventarla y millones entraron a engrosar las filas del desempleo y la desesperanza. Europa sigue a la deriva con unas fuerzas centrífugas que amenazan lo que en su momento fue percibido como un ejemplo de integración. Alemania, donde no hay crisis, flexiona soberbia sus músculos y Francia entra en periodo electoral. El 2012 será crítico en la historia europea, para bien o para mal.El mundo árabe estalló en una gran revuelta que ya acabó con cuatro dictaduras y en el 2012 seguirá siendo protagonista de eventos épicos que tendrán un significativo efecto en la geopolítica global, comenzando por el futuro del régimen de Assad en Siria, que lleva meses asesinando a su pueblo. El conflicto regional entre Arabia Saudita e Irán parece estarse inclinando a favor de la monarquía, a la vez que los desafiantes persas enfrentan una guerra subterránea contra su programa bélico nuclear, agobiantes sanciones y la posibilidad real en 2012 de una acción militar contra sus instalaciones atómicas. El conflicto palestino-israelí no será resuelto en el año que comienza. Los piratas somalíes seguirían haciendo de las suyas.Uno de los más importantes acontecimientos globales del 2012 serán las elecciones en Venezuela, donde Chávez, enfermo, enfrenta a una oposición que parece haber encontrado, finalmente, el camino de la unidad y la coherencia. 2012 podría significar el final del chavismo con las profundas implicaciones regionales que esto tendría. En México, asolado por la guerra contra el narco, el PRI que gobernó por 71 años tiene una gran posibilidad de regresar al poder bajo el mando de Enrique Peña Nieto, ignorante en literatura, pero ducho en política, en las elecciones que tendrán lugar en julio, a la sombra de las atrocidades que han caracterizado el asalto del crimen contra el Estado mexicano. El gran show del año serán las elecciones en Estados Unidos, país que en el 2011 sufrió los avatares de una política destructiva por parte del Partido Republicano, cada vez más derechizado, y cuya lista de candidatos a sustituir a Obama hace ver a Bush como un moderado.En la madre Rusia, Putin prepara su retorno al poder, que nunca abandonó, ya sea ganando o perdiendo en la urnas. En Corea del Norte falleció Kim que había heredado el poder de su padre Kim y lo asume su hijo Kim. Ojos a oriente hacia el desenlace de esta trágica historia que podría estar llegando a su epílogo, unión con el sur, anexión a China o aventura militar suicida.Colombia ganará por lo menos una medalla de oro en los olímpicos en Londres y a los lectores de El País un muy feliz año 2012.

VER COMENTARIOS
Columnistas