2011 Global

Diciembre 20, 2010 - 12:00 a.m. Por: Marcos Peckel

En algún momento, en algún lugar del planeta nacerá el ser humano 7.000 millones durante el año 2011 que para delirio de los astrólogos podría ocurrir el 11 del 11 del 11.En el año que entra cumple 5 años Twitter, que con su descontrolada emisión de trinos de egocéntricos personajes ya congestiona y contamina el ciberespacio. Por estas latitudes Uribe y Chávez, entre otros, seguirán ensordeciéndonos con su estridente concierto de trinos destemplados.Twitter competirá por atención con WikiLeaks que a cuentagotas sigue destapando los secretos y chismes de la diplomacia estadounidense.En la agenda global persistirán varios de los temas que la han ocupado en los últimos años. El programa nuclear iraní continuará siendo una gran preocupación para la comunidad internacional y en 2011 podría llegar a un punto de quiebre, léase un acuerdo diplomático, un ataque militar o la llegada de los persas al club nuclear, con el demoledor efecto sobre el Tratado de No Proliferación y la precaria estabilidad regional.En otra zona del agitado medio oriente Líbano seguirá viviendo al filo de la navaja de su muy frágil equilibrio político. El tribunal internacional que investiga el asesinato del ex premier Rafik Hariri, padre del actual primer ministro, deberá publicar lo que siempre se asumió; la participación de Siria y Hezbola en el asesinato. Este anuncio podría generar otra guerra civil o peor aún, el grupo shiíta viéndose contra la pared, podría tomarse el poder o iniciar una devastadora guerra contra Israel.En esta misma región Estados Unidos seguirá presionando para que las estancadas negociaciones palestino-israelíes avancen, con mínimas probabilidades de éxito.En las Coreas seguirá con incierto desenlace la tensión de los últimos meses, incluida una posible transferencia de poder en el norte o un colapso de su régimen.AfPak, Afganistán-Pakistán, seguirá siendo el mayor desafío de la comunidad internacional, entre la empantanada guerra en Afganistán, la promesa de Obama de irse y la caótica situación de Pakistán y su fallido Estado, con armamento nuclear, amenazado por grupos jihadistas. La diplomacia ideológica americana seguirá chocando con la diplomacia de meros intereses de los chinos en varios escenarios y regiones.En América Latina habrá elecciones en Perú, Nicaragua, Guatemala y Argentina. Ortega, que cambió la constitución para poderse reelegir, apelará a todo lo necesario, incluido el fraude para mantenerse en el poder. En Perú, el país de mayor crecimiento económico del continente, la competencia es entre el ex presidente Toledo, la hija del ex presidente Fujimori, Keiko, y el candidato chavista Ollanta Humala. En Brasil sale un gigante de la Presidencia y, gracias a su dedazo, llega una mujer a Planalto, Dilma Rousseff.Chávez que con la entrante Asamblea Nacional veía embolatada su marcha al socialismo del Siglo XXI, se auto invistió de poderes omnímodos por la saliente Asamblea, en un año que será complicado in extremis para Venezuela y su ruinoso modelo económico.Colombia inicia su difícil y visible periplo por el Consejo de Seguridad y es de esperar que la Cancillería no caiga en deslices como el del anuncio, rescindido a medias, del boicot a la entrega del Nobel al chino Xiaobo y la abstención en la votación en la asamblea general de la ONU sobre criminalizar ejecuciones extrajudiciales a grupos Lgbt. Y a todos los lectores de El País y a aquellos que me honraron con la lectura de esta columna, un muy feliz 2011.

VER COMENTARIOS
Columnistas