‘Pisa’ en Colombia y el Valle

‘Pisa’ en Colombia y el Valle

Diciembre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Desde el año 2000 y con una periodicidad de tres años, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico -Ocde-, está liderando el Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes –Pisa, por sus siglas en inglés-, con el objetivo de evaluar, en las tres competencias universales (ciencias, matemáticas y lectura), a los estudiantes de 15 años de edad, independientemente del año lectivo que cursan. De esta manera, se busca determinar, qué tan preparados están los estudiantes para enfrentar los retos futuros que deberán asumir en su vida adulta. Los resultados obtenidos en las pruebas Pisa permiten que cada país se contextualice internacionalmente y pueda compararse con otros sistemas educativos, y de esta forma, diseñar y poner en marcha una política educativa más efectiva y eficiente.En cada versión de Pisa, la Ocde hace énfasis en una de las competencias evaluadas, lo que significa que la cantidad de preguntas es mayor en dicha área. Para el año 2006, Colombia se ubicó en el lugar 52, entre 57 países, con una puntuación media en ciencias, de 388 puntos. Si bien la participación de los estudiantes colombianos en estas pruebas dan cuenta de la baja calidad educativa en el contexto internacional, los resultados que lograron para el año 2015 muestran una mejora significativa. La puntuación media en el área de énfasis (ciencias) fue de 416 puntos, ubicando al país en el puesto 57, entre los 70 participantes. Este resultado representó un incremento de 28 puntos con respecto al año 2006, y de 8 puntos en relación con el puntaje de 2009. Así mismo, para lectura y matemáticas, hubo un aumento de 22 y 17 puntos, respectivamente, entre 2012 y 2015. Además, superó en las tres áreas evaluadas a países latinoamericanos como Brasil, Perú y República Dominicana, y se ubicó por encima del promedio latinoamericano en las competencias de ciencias y matemáticas.Pese a estos logros, Colombia tiene muchas oportunidades de mejora. Específicamente, la proporción de estudiantes con un nivel básico de desempeño es de 38.2%, una de las más altas entre los 70 países participantes en 2015. En contraste, la proporción de estudiantes con niveles de excelencia (niveles 5 y 6) es de 1.2%, una de las más bajas. En el Valle la cuestión es crítica. Hemos mejorado pero falta mucho. Y ello nos ha perjudicado en el índice regional de competitividad del Consejo Privado de Competitividad. En efecto, el Valle ocupa el séptimo puesto a nivel nacional, bajamos dos puestos entre 2014 y 2015. Uno de los componentes que tenemos bajos es precisamente la educación, que golpea los factores de condiciones básicas y de eficiencia, donde estamos en los puestos 8, uno por debajo del promedio del departamento. Aquí debemos poner mucha más atención: la Gobernadora debería pensar más en educación que en seguridad con la sobretasa a la energía que hizo aprobar de forma súbita en la Asamblea; y el Alcalde debe focalizar mucho más el gasto social en la formación de las nuevas generaciones.Los avances alcanzados por Colombia en la sexta versión de Pisa, son el reflejo de los ambiciosos retos que se ha trazado el Gobierno Nacional. La tarea en la ampliación de cobertura va por buen camino, ahora los esfuerzos están en la calidad. Buena parte de los recursos que se destinaban a la guerra deben pasar para la educación.*Rector Universidad Javeriana Cali.Sigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas